Los refrescos causan obesidad

Refrescos y su impacto en la nutrición de los niños

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El consumo de refresco es un tabú en cualquier sociedad pues hay muchos mitos que rodean a la bebida que genera gran adicción. Es común ver hoy en día, como rellenan la mamila de un bebé con refresco.

Por eso hay un par de cosas que tener en cuenta antes de exponer a nuestros hijos a esta bebida. Te presentamos algunos resultados de una investigación.

¿El refresco puede condicionar la obesidad infantil?

Estas bebidas están compuestas en gran medida por azúcar por lo cual son una fuente rápida y muy concentrada de energía.

Según estudios se estima que su consumo en más de 500 ml al día puede tener un efecto negativo al desplazar otros alimentos, mientras que puede ocasionar un desequilibrio en la dieta y hábitos alimenticios, deteriorando la calidad de la nutrición del niño.

Se estima que existe una relación del 35% entre el consumo de refresco y la aparición de la obesidad.

¿Consumir refresco causa caries?

Dentro de nuestra placa dental se puede encontrar una bacteria que se dedica a desdoblar los azúcares que contiene los refrescos. Este produce ácido láctico, el cual se disuelve en 10 minutos en el esmalte de los dientes y terminara provocando caries.

Estas bebidas son acidas por lo cual el daño que llevan a los dientes es mayor.

¿Un niño que consume refresco puede ser hiperactivo?

Desde que se hacen estudios al respecto, se ha concordado que algunos comportamientos agresivos destructivos de los niños están relacionados con el consumo de azúcares. Según estudios existen evidencias de que 40% de los niños que reducen el consumo de azúcar en colorantes, saborizantes artificiales y cafeína, mejoran su comportamiento.

Obviamente hay más de una causa para el problema, pero de alguna manera están relacionados, especialmente por el efecto estimulante de la cafeína, la cual está presente en las gaseosas de cola. Algunas consecuencias también pueden ser la excitación psicomotriz y dificultad para dormir.

¿Los refrescos de dieta son apropiados para los niños?

La respuesta es “NO”. Estas variedades de refresco con sustitutos de azúcar están hechas para adultos. Aunque recientemente se ha visto que se implementan en las dietas de los más jóvenes, debido a que hasta ahora no se ha mostrado un resultado negativo de su consumo en niños.

Por otro lado, algunos autores e investigadores como los del Centro para el Control de Enfermedades en Atlanta, señalan que el ingrediente que se encarga de sustituir el azúcar de los refrescos normales puede provocar alergias, muy de vez en cuando, sin embargo, no deja de representar un riesgo para quien lo consuma.

A largo plazo no se sabe que puede llegar a causar el consumo excesivo de estos refrescos, pues no se ha tomado la tarea de investigarlo a ciencia cierta debido a que no hay registrados de gente que los haya consumo desde la infancia.

Debes saber que el refresco no es un alimento necesario para el desarrollo de un niño, por lo tanto, debes ser precavido con la cantidad que consumen tus niños. Por otra parte, no lo uses como alternativa para calmarlo ni como premio, porque se acostumbra a tomar algunas actitudes negativas para su crecimiento con tal de ser premiado con refresco.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!