Información sobre la cebolla

Los beneficios de la cebolla

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Conoces los beneficios de la cebolla? Existen muchas personas las cuales no le tienen mucho cariño. Que deja mal aroma y muy penetrante, que nos hace llorar y que no a todos les gusta su sabor.

Pues bien, a esas personas que intentan evitar la cebolla a toda costa, déjenme les digo que están en un grave error.

Primero, porque la cebolla es un vegetal ancestral, usado por varias civilizaciones alrededor del mundo.

Y segundo, debido a su larga historia y a su interesante sabor, tiene muchos tipos de preparaciones y es muy buena para sazonar casi cualquier platillo salado.

Nutrientes de la cebolla

Aquí está la lista de todos los nutrientes que te puede aportar la cebolla:

  • Folato
  • Magnesio
  • Vitamina B1
  • Quercetina
  • Vitamina B6
  • Vitamina C
  • Cromo
  • Biotina
  • Potasio
  • Cobre

No son los únicos nutrientes que contiene la cebolla, también contiene disulfuros, trisulfuros, cepaene y vinyldithiniins, los cuales ayudan a que el cuerpo se mantenga saludable ya que cuentan con propiedades antibacteriales y anticancerígenas.

Hablemos de la quercetina

Es un componente con propiedades anti inflamatorias y antioxidantes, el cual lo puedes encontrar en abundancia en la cebolla.

Estudios han demostrado que la quercetina puede prevenir los efectos alérgicos que libera la histamina. Por ende, la cebolla es una fuente de antihistamínicos naturales.

El pasado de la cebolla

Tiene un largo recorrido por el mundo.

Se dice que primero fueron cultivadas en Asia miles de años atrás. También se dice que era un alimento común para los Egipcios, los Griegos, Romanos y los Indios, además de ser usada para diversos propósitos.

¿Sabias que a algunos faraones se les enterraba en sus tumbas con cebollas?

Esto era con el propósito de que tuvieran algo que comer si les daba hambre en el más allá.

La cebolla es tan famosa por el mundo ya que es un alimento que perece lentamente, o al menos mucho más lento que los demás vegetales.

No solo el preceder lentamente le ha hecho ser tan valiosa, sino que puede ser cultivada en casi cualquier situación climática y tipos diferentes de tierra.

Beneficios de la cebolla

Propiedades que combaten el cáncer

Los compuestos activos con los que cuenta la cebolla, sobre todo la cebolla morada, ayudan a inhibir el desarrollo y riego de células cancerígenas por el cuerpo.

Previamente, mencione la Quercetina, compuesto antioxidante, el cual ha estado constantemente ligado a la prevención y reducción del esparcimiento del cáncer.

Los antioxidantes que brindan la Quercetina, aunado a la vitamina C, ayuda al cuerpo a combatir los daños causados por los radicales libres los cuales provocan que células sanas, se conviertan en cancerígenas.

Un estudio reciente en los Países Bajos, mostró que las personas que comen regularmente cebolla, absorben el doble de Quercetina que las personas que beben té – y absorben el triple de las personas que consumen manzanas de forma regular.

Un estudio de investigación, también demostró la relacione entre el consumo de los vegetales del género “allium” (el de las cebollas) y el cáncer de próstata:

Simplemente quedo demostrado que los hombres que consumían más cebolla eran menos propensos a contraer cáncer.

Y ya que todos somos susceptibles a los efectos dañinos oxidantes del estrés y de los radicales libres, todos deberíamos tomar como ventaja, los beneficios antioxidantes de la cebolla.

Corazón contento

Las cebollas ayudan al cuerpo a disminuir la presión sanguínea y disminuyen altamente los riesgos de padecer un ataque al corazón.

En 1987, un estudio animal en el “Journal Hypertension” encontró que el consumo del sulfuro que contiene la cebolla, reduce los problemas de hipertensión.

La cebolla también tiene propiedades anti coagulantes, así que si quieres prevenir la formación de coágulos en la sangre y quieres aprovechar para prevenir problemas cardiovasculares, la cebolla es tu opción.

De acuerdo a la Universidad del centro médico de Maryland, la Quercetina que proveen las cebollas, tiene propiedades que ayudan a evitar que se forme esa placa de grasa en las arterias, causante de tantos ataques al corazón.

Vuélvete más optimista y duerme mejor

La cebolla y los alimentos relacionados con ella, como ajo, poro y chalotes, han sido relacionados con estados de ánimo positivos.

Las cebollas tienen un alto contenido de folato, el cual ayuda a tratar la depresión.

El folato previene que se cree un exceso de homocitosina en e cuerpo, la cual muchas veces evita que lleguen correctamente los nutrientes y la sangre al cerebro.

Demasiada homocitosina, interfiere con la producción de hormonas como la serotonina, dopamina y noreprina, las cuales se encargan de regular funciones como el sueño y el apetito.

Así que si comes más cebolla, no solo estarás de mejor humor, sino que comerás y dormirás mejor.

Sistema inmune

De acuerdo con una dietista experta en Washington D. C, Anne Mauney, “Los polifenos en las cebollas actúan como antioxidantes, protegiendo así al cuerpo de los radicales libres.”

El contenido de polifenol en la cebolla es mucho más alto que en cualquier otro vegetal, a menos que estemos hablando de vegetales con componentes similares como el ajo y el poro, sin embargo, es mucho más alto el contenido de polifenol que en las zanahorias, jitomates o pimientos.

Las cebollas también tienen un alto contenido de flavinoides, los cuales, son famosos por sus beneficios anti inflamatorios y antioxidantes.

Propiedades anti inflamatorias

Los sulfuros encontrados en las cebollas, han resultado tener agentes anti inflamatorios, de acuerdo a un estudio publicado en 1990 en “The International Archives of Allergy an Applied Immunology journal”.

La onionina es una molécula de sulfuro muy particular, encontrada en la cebolla, la cual inhibe la actividad de los macrófagos, capa protectora que desarrollan las células cancerígenas para mantenerse a salvo.

Otro estudio, ha sugerido que la Quercetina, podría ayudar con la relajación muscular y ayudar a las personas a aliviar los síntomas del asma.

Mejora tu salud estomacal y tu digestión

La cebolla también es alta en una fibra soluble llamada oligofructuosa, la cual promueve la producción de bacterias buenas en el intestino.

Un estudio realizado en 2005 especializado en Gastroenterología y Hepatología, demuestra que la oligofructuosa que se encuentra en la cebolla, puede ayudar a prevenir la diarrea o a controlar problemas de diarrea crónica.

Los alimentos de la familia de la cebolla están inversamente relacionados con el cáncer estomacal y enfermedades esofaringeas. Ya que el consumo de dichos vegetales tienen efectos protectores que pueden ayudar a reducir o evitar tumoraciones.

De hecho, en un estudio practicado en mamíferos, se demostró este hecho, con la administración de los componentes de la familia allium.

La cebolla previene un síntoma más de la menopausia

De acuerdo a un estudio realizado en 2009 por “The Journal Menopause”, se descubrió, que las mujeres que consumían cebolla en su alimentación diaria, mejoraban la densidad en sus huesos mientras pasaban por el proceso de la menopausia o inclusive al terminar el proceso.

Las mujeres que comen frecuentemente cebolla, han reducido el riesgo de padecer fractura de cadera al menos un 20%.

Mejora y prevén la diabetes comiendo cebolla

Un mineral relativamente inusual, es encontrado en la cebolla, estoy hablando de el Cromo, el cual ayuda al cuerpo a manejar sus niveles de sangre.

El Cromo asegura el libramiento gradual de glucosa a los músculos y a las células del cuerpo, lo cual significa que comiendo cebolla, puedes ayudarte a modular tus niveles de azúcar.

Un nutriente prebiótico encontrado en la cebolla, llamado insulina, el cual tiene muchísimos benéficos, de los cuales incluye el combatir la diabetes tipo 2 en las mujeres que la consumen, las cuales han mejorado su control glucémico y han elevado sus niveles de antioxidantes.

El diabético suele tener problemas para regular sus niveles de glucosa, entonces el incluir cebollas en su alimentación diaria, puede ayudar a mejorar su calidad de vida.

Propiedades antibacteriales

Al tener componente como la Quercetina, los flavinoides y sulfuros específicos, se ha demostrado en diversos estudios, que la cebolla y sus nutrientes tienen propiedades antibacteriales, las cual pueden proteger de bacterias dañinas como el estreptococo y ciertas mutaciones de esta bacteria.

¿Cómo comer cebolla?

Lo ideal, como con cualquier otro vegetal, es comer la cebolla fresca pero, también la puedes usar como sazonador natural en tus preparaciones diarias, caramelizada, salteada o de la forma que se te ocurra y la verdad es que tiene un buen sabor, cuando la ves desde el ángulo de la salud y te atreves a incluirla en tu rutina alimentaria.

Riesgos de comer cebolla

Existen algunos inconvenientes con el consumo de la cebolla, respecto a diversas sensibilidades.

Es mi deber advertir de sus efectos secundarios o problemática, ya que si resultas susceptible a sus efectos dañinos, es mejor que evites su consumo.

Para empezar la cebolla puede causar inflamación y gases.

Si sufres de reflujo gástrico, el comer cebolla puede empeorar tu problemática y no es para nada recomendable.

Si estas tomando anti coagulantes, el comer demasiada cebolla, puede provocar que se cancélenlos efectos de tu medicación, así que no es recomendable su consumo.

En algunos casos, muy raros debo mencionar, algunas personas también resultan alérgicas y los síntomas son:

  • Picazón y ojos rojos.
  • Nauseas
  • Vómito
  • Otros tipos de problema gástricos.

Pero hay que recordar que estos no son casos tan generales.

Lo que siempre recomiendo ante todo, es aprender a conocerse y nunca dejar de hacerlo, ya que es la mejor manera de cuidar de nosotros mismos en cualquier aspecto de la vida.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!