Tips para cuidar la alimentación en posadas

Cuidar la alimentación en las posadas

Las posadas son fiestas que se remontan a la época de la colonia. Cuando un grupo de misioneros, para evangelizar a los indígenas, representaron teatralmente la peregrinación de María y José y el nacimiento del niño Dios. Este evento se ha vuelto una tradición y es lo que celebramos en estas fiestas decembrinas. A lo largo de los años se ha vuelto un modo de convivencia y encuentro con familia y amigos y se acompaña alrededor de la comida. Por eso te explicaremos como cuidar tu alimentación en las posadas.

 Las fiestas y celebraciones no deben ser un pretexto para abandonar y descuidar nuestro plan de dieta. O bien si no estamos en uno, no deben ser motivo para perder el control en la comida que ingerimos.

Para mantener el control sobre la comida, te damos algunos consejos sobre qué hacer o qué alimentos comer para no perder el control. Procurando seguir disfrutando de la compañía de familiares y amigos.

Consejos

  1. No mezclar bebidas: Si vas a tomar un delicioso ponche durante la noche de posada, procura beber 2 tazas y pedir agua natural el resto de la noche. No hagas combinaciones como beber ponche+ café+ atoles+ refrescos. Si lo haces no te darás cuenta de la cantidad de calorías que estás ingiriendo.
  2. Moderar las copas de alcohol: Como parte de la celebración el alcohol no puede faltar. Las bebidas alcohólicas tienen un alto contenido calórico que se almacena rápidamente en el cuerpo. Beber  solo 2 copas te mantendrá libre de accidentes y de kilos de más.
  3. Aléjate del postre: En las posadas se sirven cenas abundantes, ricas en carbohidratos y grasas. Después viene el postre. No necesitas comerlo, solo afectará tus niveles de azúcar en la sangre y a nivel cerebral te provocará más deseos por alimentos dulces, provocando que comas más.
  4. Aprende a elegir: La tradición es que cada persona que acude a la posada traiga preparado un platillo o guisado para que todos lo degusten. Tienes que saber elegir cuál es que tiene mayor valor nutritivo y menor contenido calórico. Por ejemplo, elige guisados que no estén empanizados ó fritos, los que traigan más verduras en su preparación y los que contengan alimentos de origen animal con poca grasa como pollo sin piel, pavo, pescados, salmón, atún.
  5. Continua con tu plan: Después de una posada, solemos saltarnos tiempos de comida como medio para compensar las calorías consumidas en los días anteriores. Esto solo altera la manera como gastamos y almacenamos energía en nuestro cuerpo. Para evitar esta alteración, continúa los días que no hay fiesta con tu plan de alimentación. Solo son un par de días los que comes diferente. No significa que todo el mes debas de descuidarte y olvidarte de tus metas y tu plan de dieta.
La alimentación en las posadas no tiene que ser desastrosa. Puedes comer cosas deliciosas cuidando tu salud si lo haces en moderación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Suscríbete al blog!

Recetario de Cocina en Minutos Delicioso y Saludable

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!