fbpx
Blog Cambridge Weight Plan Mexico

¿Cómo frenarte cuando estás comiendo de más?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Conoce nuevas y efectivas herramientas para recalibrar tu cuerpo con una nutrición balanceada, mientras entiendes mejor tu “escala de hambre”. Con estas simples herramientas estarás preparado para despertar tu intuición y entender lo que tu organismo necesita para bajar de peso acudiendo a los signos de hambre y saciedad, evitando que termines comiendo de más.

  1. Elimina distractores: Date un tiempo exclusivo para comer. Elimina cualquier distractor. Apaga televisión, computadora, teléfono o cualquier dispositivo que capte tu atención impidiéndote disfrutar tu alimentación y atender lo que tu cuerpo requiere. Prepara una atmósfera tranquila y cómoda cuando estás comiendo, dedicándole por lo menos 30 minutos.
  1. Bebe un vaso de agua tibia antes de cualquier alimento. Ingerir por lo menos un vaso de agua tibia o té, puede ser el principio de apagar el hambre y controlarla, además de que activas el sistema digestivo de una forma natural y saludable, sintiéndote más satisfecho en tu dieta.
  1. Come cuando sientas hambre… antes de perderte en la inanición. 1 o 2 niveles antes de estar verdaderamente hambriento son la clave para no arrasar de un solo bocado tu almuerzo entero y decirle adiós al proceso de cómo bajar de peso rápido. Date tu tiempo para comer y sé intuitivo con tus sensaciones. Si estás muy hambriento será fácil ir de la inanición a la saciedad en cuestión de minutos.
  1. Antes de dar la primer mordida, ubica un rango en tu nivel de hambre. Esto te ayudará a saber cuando estás en riesgo de sobrecargarte. Disfruta tus alimentos masticando pausadamente cada bocado. Sé ecuánime con lo que sientes y con las calorías que ingieres. Un terreno fértil para la diabetes es un consumo alocado de comida.
  1. Agudiza tus sentidos. Disfruta la presentación, la textura, el aroma, el color de la comida. Siente la atracción sensorial que la comida provoca en ti y el efecto que tiene. Disfruta esos simples minutos para saborear cada bocado. Esto estimula al cerebro a emitir señales de saciedad y de placer con más frecuencia durante un almuerzo. 
  1. Tómate tu tiempo. Al estar disfrutando de tus alimentos, sigue los pasos anteriores sin olvidar que ese tiempo es exclusivo para ti y para aprovechar todos los beneficios de un buen refrigerio. Esta inversión de tiempo también ayuda a sentirte satisfecho más rápidamente y balanceará tu salud y nutrición.
  1. Determina tu nivel de satisfacción a medio almuerzo. Será fácil reconocer si la cantidad de alimento en tu plato está lleno o vacío, toma esta consideración para dejar de comer en relación con la cantidad del plato. Puedes preguntarte cuántos bocados más o menos necesitas para sentirte realmente satisfecho y así evitar el sobrepeso.
  1. Evalúa tu nivel de saciedad después de la comida. Al terminar de comer, pregúntate qué tan lleno te encuentras. Emite un juicio a la calidad de la comida. Haz un recuento sobre la composición de carbohidratos, proteínas y macronutrientes que ingeriste. Esta formula siempre te ayudará a educarte en cuestión alimenticia para adelgazar rápido.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!