Cómo comer cuando haces ejercicio

La relación entre la comida y el ejercicio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una de las preguntas más discutidas sobre la comida y el ejercicio:

¿Puedes lograr mejores resultados si comes en ciertos momentos?

Hablando en términos generales, comer ciertos nutrientes en ciertas cantidades en ciertos momentos determinados, no es tan importante como la ingesta total de calorías y la calidad de los alimentos.

Dicho eso, todo depende de los objetivos que tengas.

Si estás tratando de perder peso, no tienes que preocuparte por lo que comes antes o después de hacer ejercicio. Siempre y cuando no sea algo 0 saludable, ni porciones desorbitadas.

Come tus 3 comidas al día como normalmente lo haces y haz ejercicio cuando te sea más conveniente.

Pero, por el contrario, si haces ejercicio durante mucho tiempo o de intensidad alta, o si tu objetivo es ganar masa muscular, comer antes y después, sí se vuelve algo más importante. La calidad de lo que comas y el momento adecuado te ayudará a prevenir la pérdida de masa muscular y te darán energía adicional.

Debes alimentarte de acuerdo con el equilibrio adecuado de carbohidratos, proteínas y grasas, tanto antes como después del entrenamiento. La clave para encontrar ese equilibrio es tener en cuenta que estos tres macronutrientes se metabolizan de forma diferente, todos son absorbidos por el cuerpo a un ritmo distinto.

  • Los carbohidratos proporcionan la energía más rápidamente.
  • Los simples y azucarados se absorben más rápido.
  • Los carbohidratos complejos y saludables, como los que se encuentran en los cereales integrales o las legumbres, tardan más tiempo.
  • La proteína se absorbe por en segundo lugar
  • La grasa tarda mucho más tiempo en digerir.

Ahora, recordemos que la mayoría de los alimentos tienen una combinación diferente de estos macronutrientes. Por lo que el tiempo de digestión varia.

Para obtener mejores niveles de rendimiento, concéntrate en comer carbohidratos y proteínas, pero limita la grasa.

Otra cosa que medio se habla, pero no tanto como creemos que se deberá, es que una buena hidratación es esencial para cualquier persona, pero es especialmente importante para todos los que están haciendo ejercicio.

No se ha demostrado que beber mucha agua disminuya el rendimiento. Remarcar la importancia de estar hidratado a la hora de hacer ejercicio, está de más. En cuanto a las bebidas “deportivas”, no son necesarias. Solo reducirán tu rendimiento ya que están atascadas de azúcar.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!