Cómo dejar el azúcar

8 Tips para renunciar al azúcar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Admitámoslo, no es tarea fácil. Tener un mejor estilo de vida y aprender a querernos bien es algo que toma tiempo, fuerza y voluntad, pero CRÉEME, vale toda la pena del mundo, porque al final, nuestro cuerpo es nuestro templo y es lo único que realmente poseemos, por tanto hay que cuidarlo y amarlo como se debe. La clave está en renunciar al azúcar.

Por eso hoy te traigo 8 buenas maneras para que tu renuncia al azúcar sea más sencilla y definitiva

1. Admite tu adicción

Seamos realistas ¿Te pones de mal humor cuando no tienes azúcar?¿Tienes grandes antojos de un postre cada tarde y/o noche? ¿Tu refresco es DE LEY en la comida? ¿Tu refrigerador está lleno de cosas azucaradas? ¿Es costumbre tener nieve en el congelador?. ¿Te molesta cuando la gente habla de eliminar el azúcar de su dieta? (esto realmente sucede) Tal vez seas un adicto. El azúcar es tan adictiva como la cocaína. Cuanto más se come, más se quiere. Vamos a comenzar por aceptarlo, es el primer paso

2. Define azúcar

¿Qué es exactamente a lo que estás renunciando?. El azúcar está en todas partes. ¿Estás dejando fuera los dulces, productos horneados, todo empaquetado, todo blanco (leche, carbohidratos procesados, etc.)? Llamamos a un montón de azúcar de diferentes cosas. Esquema exactamente lo que está fuera de los límites y lo que puedes tener. Una buena idea es dejar por completo todo lo que tenga jarabe de maíz de alta fructosa, revisa las etiquetas.

3. Sácalo de tu casa

Basta con deshacerte de la tentación. Mi caída más grande es abrir la alacena o el refri y encontrar algo rápido y azucarado. Si las chispas de chocolate son tu perdición – sácalos.  Deja de comprar Oreos, las barritas “caramelo” de granola (ya sabes, el tipo Quaker), el cereal con mil dulce (tipo Zucaritas), y todo lo que está en tu lista azúcar-fan.

Decirte a ti mismo que tus hijos se molestarán o que ellos no tienen la culpa o que tu marido tendrá hambre es solo otra excusa que estás haciendo para mantener las cosas en tu casa. ¿Quién dice “Mis hijos se volverán locos cuando saque las drogas de la casa”? La verdad es que el resto de su familia se beneficiará de tirar la basura fuera.

Si lo haces, podrás dar tu mejor  línea de defensa. Llena tus estantes con otros snacks rápidos y fáciles de masticar. Ten botes de almendras crudas, nueces de pino (comprar en Costco), semillas de calabaza, semillas de girasol, y todo tipo de fruta natural.

4. Date 3 semanas

El primer par de semanas son difíciles. A algunas personas les puede tomar 3 semanas para sacar el azúcar de su sistema, a otras tres.  Es como la desintoxicación de un medicamento o droga. Vas a pensar en ello como una loca por la tarde, tendrás un duro día de trabajo, verás a otras personas que comen un rico postre y los odiarás por ello. Pero tienes que aguantar, se pone mejor. Y seamos honestos, durante esas pocas semanas, deberás cerras Pinterest o cualquier red social donde te encuentres con ricas recetas. Distráete y lee un buen libro.

5. Toma MUCHA agua

Cuando estás teniendo un súper antojo de azúcar, tu mejor ayuda es un gran vaso de agua fría. El agua es muy bueno para tu cuerpo; limpia y desintoxica pero también se actualizará el sistema  que ayuda con los antojos. Añade algunas rodajas de limón o lima para darle un rico sabor.

6. Date un gusto

Dejar de azúcar no significa que no puedas tener un “premio” en tu vida. Durante las primeras semanas evita cualquier tipo de premio, me refiero a después de la detox. Puedes tener cierto tipo de premios como

  • Chocolate sin azúcar
  • Chocolate negro
  • Manzana con mantequilla de almendra o maní (sin azúcar)
  • Frambuesas o bayas con yogur griego

Puedes comerlas una vez a la semana.

7. Adelanta los planes de comer fuera

Recuérdate a ti mismo, tu cónyuge, tus amigos y familiares que el jugo está fuera, así como cualquier tipo de postre. Ellos tienen que rendir cuentas, y se le han hecho un plan mental de antelación.

8. Involucra a tu familia

Solo porque estás dejando fuera el azúcar no significa que ellos también, sin embargo, también pueden hacer algunos cambios opciones saludables. Asegúrate de haber reemplazado con algo más fácil de agarrar y picar.  Puede ser, incluso, dejarlos mantener un escondite secreto en algún lugar. Mi marido tenía unos escondites en la casa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!