Mejora tu alimentación

8 razones para dejar de comer comida procesada

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Como lo habíamos platicado anteriormente, una de las trampas más comunes establecidas por la industria de alimentos, es hacerte creer que los productos light como las hamburguesas, la comida chatarra light, etc, te ayudarán a cumplir tus metas en lo que se refiere a bajar de peso. Olvídate de eso. El mercado ha impuesto un aparato de consumo excesivo y nocivo para la salud. La gran mayoría de comida procesada contiene grasas hidrogenadas que afectan los tejidos a nivel celular. Y además provocan obstrucciones en arterias y sistema cardíaco. Si aún no te convences, te daremos 8 razones para dejar de comer comida procesada.

1. Cáncer

Deja de comer alimentos procesados, diversos estudios indican que contienen elementos cancerígenos. Esto significa que muchas veces los conservadores, colorantes y saborizantes contienen moléculas dañinas al ADN celular matando las células y produciendo una crisis en cadena.

2. Diabetes

El sobrepeso y la diabetes tipo 2 están estrechamente ligadas. Muchos estudios muestran que un crecimiento en los rangos de diabetes alrededor del 80% de las personas con diabetes tipo 2 tienden a ser obesas o tener sobrepeso.

Las células de los músculos especialmente, hígado y tejidos grasos se hacen resistentes a la insulina. Haciendo que el páncreas trabaje más duro y producir más insulina para contrarrestar esto. Si esto falla, la glucosa se empieza a almacenar en el torrente sanguíneo causando hiperglucemia. Un umbral a la diabetes.

Sabemos también que la diabetes acarrea complicaciones muy graves como: enfermedades coronarias, amputación de miembros, ceguera, fallos renales y la muerte. Más allá de todo esto, evitemos padecer diabetes o intolerancia de glucosa. Una de las fórmulas es perdiendo peso.

3. Enfermedades cardiovasculares

Está comprobado que la gente que padece obesidad o sobrepeso está expuesta de 2 a 3 veces más a sufrir cardiopatías e infartos en comparación con personas de un peso promedio. Esto es a causa de la obesidad (especialmente en la población latinoamericana). Se incrementa la circulación de ácidos grasos a través de las células adiposas, la resistencia a la insulina causa también el desarrollo de niveles anormales de lípidos en la sangre. Esto incluye niveles altos de triglicéridos y LDL colesterol malo, y niveles bajos de HDL colesterol bueno.

Dejar de comer alimentos procesados generalmente eleva los niveles de colesterol bueno y reduce el malo y los triglicéridos. La presión alta y el azúcar en la sangre se restablecen y al mismo tiempo el riesgo cardíaco disminuye.

4. Alteraciones del sueño y apnea

El ser obeso representa una presión muy fuerte en los pulmones, afectando considerablemente su volumen y capacidad en la función respiratoria y ventilación, provocando insuficiencia pulmonar y en muchos casos asma. La condición de los pacientes con asma se agrava con la obesidad. Algunos estudios señalan que los medicamentos para el control del silbido y taquicardia reducen su efectividad si se padece sobrepeso.

Pero lo más común y más serio son los síndromes de hipoventilación y de deglución, además de obstrucciones en vías respiratorias durante el sueño provocando apnea (interrupción respiratoria durante el sueño).

La buena noticia es que el perder peso contribuye a reducir la presencia de apnea. Además la calidad del descanso se eleva para mantenerle despierto y con energía durante el día.

5. Osteoartritis

El sobrepeso y la obesidad pueden provocar tensión en la amortiguación de las articulaciones tales como, pies, rodillas, caderas y espalda baja. El exceso de peso genera presión en las articulaciones causando dolor.

Si se consigue una efectiva pérdida de peso, usando una dieta de reemplazo puede ayudar a las personas con osteoartritis a sentirse mejor, y estimula continuar con el programa. Está comprobado que los adultos mayores con osteoartritis se liberan del dolor de rodilla con solo bajar 10% del peso corporal. Manteniéndose así por 4 años.

6. Una figura envidiable

Eliminar de tu dieta alimentos procesados por otros de origen orgánico te ayuda a reducir tallas además de ser saludable, ayuda a vernos y sentirnos bien. Un cuerpo tonificado en plenas funciones es digno de admirarse. No sólo para los miembros del sexo opuesto si no para la autoestima y reconocimiento. La pérdida de peso ayuda a acelerar los procesos metabólicos y brinda energía para el desempeño físico y sexual. Además de que toda la ropa se ve perfecta.

7. Los alimentos naturales ayudan al medio ambiente

Los alimentos naturales, de temporada y regionales ayudan al medio ambiente, ya que se necesitan pocos sistemas de transporte, ayuda la producción local y evita el uso de pesticidas.

8. Ahorro

Sabemos que los alimentos procesados pueden ser más baratos en comparación a los orgánicos. Pero piensa en el ahorro a largo plazo que tendrás ahorrando en tratamientos para enfermedades crónico degenerativas producidos a causa del consumo de alimentos dañinos.

Esta es la lista negra de los alimentos que debes eliminar de tu vida.

Jugos embotellados:

Grandes cantidades de azúcar, algunos más que cualquier refresco.

Frituras:

Evitar el método de freír los vegetales, estos se sobresaturan de grasa.

Harinas blancas:

No tienen contenido nutrimental, y suele estar cargada de carbohidratos.

Leche entera:

Suele estar saturada de grasa, es mejor optar por la versión ligera.

Embutidos:

Altos en sodio y colorantes dañinos.

Margarina:

Una bomba de triglicéridos por sus moléculas hidrogenadas, puede provocar Cáncer.

Al igual que todas las grasas de origen vegetal hidrogenadas como la crema para batir de tus cafés preferidos.

Aderezos:

Todos los aderezos envasados contienen jarabe de maíz de alta fructuosa y azúcar. Es mejor optar por el vinagre y aceite.

Es obvio que en esta lista también debemos de incluir los de cajón, los que no tienen la más mínima oportunidad de entrar en nuestro sistema, entre ellos:

  • Azúcar refinada
  • Harina refinada
  • Alimentos procesados
  • Jarabe de maíz alta fructuosa
  • Conservadores
  • Feninalanina
  • Sal
  • Grasas poli saturadas e hidrogenadas

Estas últimas promueven un medio ácido en el la medición PH (potencial hidrógeno) del organismo y distintas alteraciones como retención de líquido en el caso del azúcar, colesterol y trastornos de presión con las grasas hidrogenadas y un sin número de complicaciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!