Conoce la realidad sobre los mitos del embarazo

6 mitos sobre el embarazo y la alimentación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Hoy en día siguen existiendo muchos mitos sobre el embarazo y la alimentación. La realidad es que se han hecho estudios y la mayoría de las mujeres embarazadas siguen haciendo caso a abuelas, vecinas y familiares en primer lugar sobre qué hacer y cómo alimentarse durante su embarazo. En segundo lugar le hacen caso a las enfermeras y en tercer lugar al médico o personal de salud.

Es un hecho que vivimos en un país lleno de tradiciones y costumbres culturalmente hablando y además con ello vienen los mitos. A continuación se describen 7 mitos sobre el embarazo y la alimentación:

Mitos más comunes

  1. Alimentarse por dos.- Es falsa la idea de que se debe alimentar la madre por dos. En realidad solo se tienen que comer 300Kcal más aproximadamente durante el embarazo. Es decir, aumentar un número más de las comidas habituales.
  2. No tomar cosas irritantes o picantes.- Algunas personas refieren que los alimentos irritantes o picantes provocaran salpullido al bebé, y esta idea es errónea.
  3. Alimentos fríos o calientes.- Existe el mito de que hay algunos alimentos con tendencias “frías” como sandía y pepino y otros con tendencias “calientes” como el café, chocolate, canela. Estos se dice influyen en el estado de salud de la madre o influyen en algunos malestares gastrointestinales. La realidad es que todo tendría que ver con el proceso hormonal por el que la madre está atravesando.
  4. Los antojos.- Estos son producto de la cantidad de hormonas que se están liberando pero no tendrá nada que ver con  gustos o preferencias del feto.
  5. Sobrepeso de la madre.- En algunas regiones del país se piensa que entre más peso tenga la mujer embarazada mejor podrá sostener y alimentar al feto. Sin embargo se sabe por estudios que las madres obesas corren iguales o mayor riesgos de salud que una madre de bajo peso o con desnutrición.
  6. Alimentos dulces y salados.- También se cree que los alimentos dulces o salados influirán en el sexo del bebé. Esto es completamente un mito ya que el sexo está genéticamente programado desde el momento de la fecundación cuando el espermatozoide penetre el óvulo y se manifestará entre el cuarto y quinto mes de embarazo aproximadamente.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!