Combatir la ansiedad

6 maneras de combatir los antojos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Los antojos se pueden volver la pesadilla y calvario de quien procura llevar una dieta saludable. Esta ansia es un estímulo de nuestro cerebro que pide premiaciones para las necesidades alimenticias de nuestro cuerpo.

Satisfacer estas necesidades de vez en cuando esta bien, pero si un bocado de dulce te lleva a querer más y seguir consumiendo entonces quizá no sea bueno para tu régimen alimenticio.

Aquí te recomendamos algunas maneras de evitar que los antojos te dominen.

Tips para combatir los antojos

1.- Tomar una ducha caliente

Esta es un opción para un día de descanso, donde a veces el ocio, nos invita a comer de más, especialmente entre comidas y por más extraño que suene un buen baño caliente puede ayudarnos a detener el antojo. El agua debe estar a una temperatura muy alta, rayando en la incomodidad, durante 5 a 10 minutos.

Esto provocara que el calor estimule a tu cuerpo a sentirse adormecido. De esta manera podrás olvidarte de la idea del antojo si eventualmente te quedas dormido.

Como dato extra, tomar bebidas calientes (desde agua hasta café) reduce el antojo también y provoca saciedad en el estómago.

2.- Salir a caminar

Una caminata rápida al aire libre siempre es una buena idea. Si tienes tiempo libre y no te gusta pensar que hay tentaciones en casa puedes solamente alejarte caminando, o corriendo, para que sea más provechoso y divertido.

El ejercicio puede liberar endorfinas. Estos químicos ponen al cerebro en un estado donde siente bienestar. Conforme avances el antojo se disolverá. Eventualmente quizá el cansancio te lleve a la sed y así puedes asegurarte de estar hidratado de paso.

Se cree también que ejercitarse con regularidad disminuye poco a poco los antojos, hasta que sean casi nulos.

3.- Si hay hambre, es hora de comer

El cerebro anhela dopamina de vez en cuando, por lo tanto un antojo la liberaría, sin embargo, esto no quiere decir que sea necesario. Los antojos no tienen que ver con la necesidad de restablecer la energía del cuerpo.

¿Pero qué pasa cuando el hambre y el antojo llegan al mismo tiempo? Es una situación difícil de manejar. La voluntad para afrontar este estado es gigantesca.

Es difícil pensar en escapar de esto, por lo tanto la opción más recomendable es preparar comida saludable. La comida de verdad quizá no parezca tan rico y satisfactorio como una golosina, pero si evitara que cedas a la tentación.

Además, en lo que se da la preparación puedes empezar a sentir que el antojo se va y el hambre de verdad, te ayudara a disfrutarlo y a sentirte satisfecho…

4.- Evitar la compra de comida chatarra

El ansia de saber que hay algo en casa que puede hacernos portar mal a veces explota en nuestra cabeza, por lo tanto una recomendación más que amplia, acertada es no tener comida chatarra en casa.

Debes estar consiente que la tentación es mayor pues sabes que quizá solo tengas que levantarte de tu lugar y tomarlo.

Muchas veces, si no tenemos nada a la mano, el cuerpo pesa para ir a conseguir algo. Pensamos en el tiempo que usaremos, la cantidad de energía y el dinero que usaremos para la acción y muchas veces, esos pensamientos nos frenan de la comida chatarra.

5.- Evitar endulzantes artificiales

Los endulzantes artificiales generan una alta dependencia en cuanto a su consumo.

Se sabe que las propiedades adictivas de los mismos pueden generar más antojos, especialmente si nos brincamos comidas, ya que nos hará pensar que nos falta una buena dosis de energía.

6.- Se feliz

Muchas veces los antojos son huecos emocionales que tenemos por diversos motivos y la sensación de que se llenaran con un pequeño dulce o golosina puede ser verdad, pero solo por un corto tiempo. Por lo tanto salir y hablar con tus amigos y reír con ellos puede ser una gran distracción hacia los antojos, siempre y cuando eviten disparadores de antojos (mercados o plazas donde puestos de comida)

Dormir mal (ya sea mucho o muy poco) puede ayudar también a tener esos atracones de azúcar, por lo tanto las horas de sueño recomendadas son las que se debe descansar. Evitar estresarse en la mayor medida puede prevenir el deseo de un consumo excesivo de azúcar.

Como veras, resistir el ansia puede debilitar los antojos conforme pasa el tiempo. Acostumbra a tu cuerpo a no comer a deshoras y eventualmente desaparecerán esas sensaciones de vacío. No olvides tampoco que debes vivir, así que un pequeño regalo para tus antojos en ocasiones puede contribuir a que estés feliz y que no caigas antes futuras tentaciones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!