Información sobre el sodio

6 datos importantes que debes conocer sobre el sodio

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Para empezar, la mayoría de nosotros nos referimos al sodio y a la sal como la misma cosa. Sin embargo, estamos ocupando mal la palabra y el término.

El sodio es un componente de la sal. Está compuesta por un 40% de sodio y un 60% de clorhidrato. Así que una cucharada de sal te da 2,300 mg de sodio.

Cerca del 95% de la sal que ingerimos es absorbida por el tracto intestinal.

En los años 20’s ciertos algunos notaron que si le añadían yodo a la sal, se podía prevenir la deficiencia de yodo. Y desde entonces ambos tipos de sal con o sin yodo añadido, son muy vendidas en el mercado.

La sal ayuda a sacar el agua de la comida, eliminando la humedad necesaria para que ciertas bacterias se desarrollen. Esta técnica se ha usado por más de 2mil años y sirve para preservar la comida. Se uso en los pueblos más ancestrales y se sigue usando hasta la fecha en algunas comidas tradicionales.

1. La importancia del sodio

El sodio y el clorhidrato son los iones principales que viajan por el torrente sanguíneo.

Así de simple, sin sodio, el cuerpo no puede mantenerse con vida.

Cuando el sodio se disuelve en fluidos, contiene una leve carga eléctrica que lo convierte en electrolito.

La diferencia entre las concentraciones de iones a través de las membranas celulares, creando una membrana potencial, lo cual es necesario para una buena transmisión de impulsos nerviosos, traducido a contracciones musculares y funciones cardiacas.

El cuerpo también requiere del sodio para hacer una correctamente las siguientes funciones en el cuerpo:

  • Regulación de fluidos
  • Presión sanguínea
  • Expansión del volumen sanguíneo
  • Transporte de nutrientes

Una persona que goza de buena salud, puede sobrevivir perfectamente con una dosis de 500 mg al día.

Tan solo una buena dieta, solo a base vegetales, puede proveer hasta 300 mg de sodio.

Una comida que conlleve 1/3 de productos animales (no procesados) y 2/3 de vegetales (sin procesar), puede proveer hasta 600 mg de sodio, sin agregarle sal al platillo.

Existen comidas rápidas que llegan a contener más de 5690 mg de sodio, lo cual significa, consumir más del 379% de lo que tu cuerpo necesita.

La mayoría del sodio que consume la gente hoy en día, ni siquiera proviene de fuentes naturales. Están consumiendo la sal que viene en las comidas procesadas. Así que as aun más dañino.

2. ¿Cuál es la reacción de mi cuerpo al sodio?

Cuando consumes sodio en exceso, lo primero que va a pasar es que la presión sanguínea va a elevarse en un esfuerzo por deshacerse del exceso de sodio y de fluidos.

Los riñones se encargan de filtrar y de deshacerse de del sodio que no necesitamos, a través de la orina.

Cuando los riñones o están funcionando de manera optima, se acumula sodio y fluido. Lo que se traduce a inflamación o hinchazón corporal.

Si mantenemos constantemente elevados los niveles de sodio en nuestros cuerpos, naturalmente el cuerpo esta haciendo un sobre esfuerzo. Más específicamente, el corazón y los vasos sanguíneos, el sistema cardiovascular.

Todo el tiempo tener presión extra, causa que los vasos se debiliten y se enfermen, provocando enfermedades de riñón (las cuales pueden llevar inclusive a la perdida de un riñón o la necesidad de un trasplante) y arterioesclerosis.

Es muy fácil reducir los síntomas de la hipertensión y prevenirla es posible.

Para las personas que por desgracia ya padecen de la condición, lo más recomendable, además de ir al doctor y tomar correctamente su medicación, yo recomiendo que reduzcan sus niveles de consumo de sal, llevar un plan alimenticio que vaya de acuerdo a su tipo de vida y condición de salud.

Si quieres prevenir el padecer hipertensión o si ya fuiste diagnosticado con prehipertensión, realmente es muy fácil: Elevar el consumo de vegetales, semillas y frutas, puede ayudar a nivelar los niveles de presión y azúcar en la sangre, además de muchísimos beneficios para todo tu cuerpo.

Lo más recomendable es consumir alimentos vegetales de origen natural, orgánicos y crudos, con alto contenido en potasio, esto hará que tu proceso de desintoxicación por exceso de sal, sea más rápido, a través de la orina, además de que podrás mantener huesos fuertes y prevenir la aparición de piedras en los riñones.

De hecho el consumo excesivo de sodio, genera una perdida de calcio en la orina.

Sin embargo, el consumo excesivo de sal en la dieta diaria, no es lo único que ha sido vinculado a dicha enfermedad. De hecho, se le ha vinculado fuertemente con:

  • La ingesta constante de comidas procesadas.
  • Falta de ejercicio.
  • falta de frutas y verduras en la alimentación.
  • Alta ingesta de carbohidratos refinados.
  • Alta ingesta de alcohol.
  • Ser fumador (activo o pasivo, claro que afecta más si se es activo).

3. El sodio y la obesidad:

El sodio podría ser una gran causa de la obesidad, ya que directa o indirectamente, el consumo de alimentos procesados, endulzantes artificiales y bebidas carbonatadas, contienen muchos componentes tóxicos y excesivos para el cuerpo, los cuales solo traen problemas, además de exceso de sodio.

Imagina, tan solo un pequeño aumento en la ingesta de sal y esto puede provocar ser en tan solo unos minutos.

Un consumo excesivo y diario de sodio que sea aproximadamente de 3266 mg, debería de ser acompañado de 1 litro más de agua, de los líquidos requeridos diariamente, tan solo para mantener estables y en equilibrio los niveles de sodio en el cuerpo.

4. El sudor y la falta de sodio.

El sudor es una forma de desintoxicación del cuerpo, a pesar de que puede llegar a resultar incomodo, cuando olvidaste ponerte desodorante, si tu cuerpo esta funcionando bien, al menos perderás 58 mg de sodio, en tu sudoración diaria. Otros 180 mg se perderán en la orina.

Si consideras o sabes que eres una persona que suda más que el común de la gente, vas a querer mantenerte hidratado y elevar un poco tu consumo de electrolitos, para así poder mantener estables tus niveles de sodio y de agua en el cuerpo.

Mantener bajos los niveles de sodio, puede llevar a las siguientes consecuencias sintomáticas:

  • Vómito.
  • Confusión.
  • Desorientación.

Las personas que llevan una vida activa y de ejercicio, pueden llegar a perder hasta 800 mg de sodio por día. Es por eso que existen algunas bebidas especiales para deportista con alto contenido de sodio, carbohidratos (para un mejor rendimiento) y otras vitaminas y minerales. Sin embargo, no es necesario que las personas que llevan una vida sin actividad física, consuman dichas bebidas. Ya que les sobrarán calorías que tal vez no tengan tiempo de quemar. Las cuales solo se irán acumulando como grasa excesiva en tu cuerpo.

5. Mis recomendaciones:

No abuses de los alimentos procesados, esto es muy riesgoso, solo tiene un camino y es dañino y desagradable.

Evita incluir en tu dieta diaria los siguientes alimentos, que no solo provocaran altos niveles de sodio en la sangre, sino también incrementará tu consumo de grasa y calorías:

  • Comidas instantáneas para microondas.
  • Comidas enlatadas.
  • Snacks comerciales.
  • Comidas de restaurantes.
  • Carnes frías.
  • Carnes procesadas.
  • Queso cottage.
  • Carnes congeladas.
  • Comida congelada.

Si por alguna u otra situación tuvieses que incluir este tipo de alimentos en tus alimentos diarios, procura incrementar tu consumo de vegetales, frutas y semillas.

También procura hacer mucho ejercicio, me refiero a por lo menos un par de horas diarias e incluso podrás incluir bebidas deportivas para antes y después de tener actividad física.

6. Un tip de la Madre Naturaleza:

El deseo de sodio, aumenta en los herbívoros durante la primavera y el verano, ya que las plantas que consumen en los meses más cálidos, tienen un contenido más alto de agua y potasio, lo cual los conduce al consumo de sodio.

Solo a los herbívoros les surge dicha necesidad, ya que a los carnívoros no les hace falta.

Esto parece ser un mecanismo de supervivencia muy importante. Ya que mientras los herbívoros aumentan su consumo de sodio, la dieta de los carnívoros, contiene un alto contenido de carne y fluidos del cuerpo. Lo cual significa, consumo de sodio.

Así que si quieres aumentar tu ingesta de sodio y de líquidos, a través del consumo de frutas y vegetales, las épocas soleadas serán tus mejores aliadas.

Datos interesantes para recopilar:

  • En la antigua china, se construyo el primer imperio de sal.
  • Las personas que padecer de fibrosis cística, el contenido de sodio que sudan es mayor.
  • La sal es el ingrediente secreto detrás del flúor en el pan, fortaleciendo el gluten en la masa, lo cual provoca la expansión (que se esponje). En general los panes libres de sal, son más pesados y compactos.
  • La sal de mar es producida por la evaporación del océano.
  • Los soldados romanos, recibían como parte de su pago, una porción de sal, la cual llamaban “salarium argentum”, de ahí proviene la palabra “salario”.
  • Algunas personas heredan una particular “sensibilidad a la sal”.
  • La sal se puede usar para la preservación de ciertos alimentos.
  • Consumir altas cantidades de sal está relacionado con la aparición de ulceras y cáncer de estómago.
  • Puedes usar plantas marinas como sustituto natural de sal, las cuales también son altas en minerales.
  • Procura moverte más y hacer ejercicio, cambia tu alimentación y lleva un plan alimenticio saludable y balanceado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!