Como prevenir la retención de líquidos

Tratamientos contra la retención de líquidos

La hinchazón en los miembros, calambres inusuales, malestar general y  cansancio, así como que de la nada sientes que tienes kilos de más y aparición de celulitis, son síntomas de retención de líquidos.

Así que si te sientes hinchada, notas una sensación de hormigueo en las piernas, orinas menos que antes y observas que has subido de peso sin haber comido muchos alimentos grasosos, lo más posible es que padezcas retención de líquidos.

El tratamiento natural de la retención de líquido supone el uso de una serie de recursos, entre ellos:

FITOTERAPIA: El uso de plantas con propiedades antiedémicas, es decir que estimulan los riñones para aumentar el líquido excretado a través de la orina.  Entre ellas tenemos:

  • DIENTE DE LEÓN: Una de las plantas con más poder para eliminar agua sobrante del organismo. Coce un puñado de hojas y raíces secas en 1 litro y ½ de agua. Toma antes de cada comida.
  • ACHICORIA: Las propiedades diuréticas del ácido chicorésico estimulan la función renal y hacen esta planta adecuada para enfermedades de retención de líquido, como artritis o gota. Coce 30g de raíces secas trituradas por cada litro de agua. Toma 2 tazas/día
  • COLA DE CABALLO o EQUISETO: “Equisetum arvense” Puedes tomarlo en forma de infusiones o recurrir a preparados comerciales de farmacias o herbolarios.
  • ALCACHOFA: La alcachofa contiene un alto contenido en potasio que la faculta como remedio diurético. Favorece la eliminación de líquido y toxinas de nuestro organismo. Se puede incluir en la dieta o hacer infusiones. Coce 60g de raíces secas por cada litro de agua, reduce el líquido a la mitad, y bebe 2 vasos/día

ALIMENTOS RICOS EN POTASIO: El potasio es un mineral que, justo con el sodio y el cloruro mantienen el equilibrio hídrico del organismo. Un exceso de sodio en la dieta rompe el equilibrio hídrico y favorece la retención de líquidos.

Se ha comprobado que la ingestión de alimentos ricos en potasio ayuda a contrarrestar los niveles de sodio y restaura el equilibrio. La proporción ideal sería 5:1, es decir 5 veces más potasio que sodio.

En el plato, esto supone comer menos alimentos ricos en sal y más alimentos ricos en potasio. Las frutas y verduras son ricas en potasio. Se aconseja la ingestión diaria de unos 400g de esos alimentos como mínimo, lo que equivaldría a unas 5 raciones diarias.

Entre los alimentos bajos en sodio tenemos muchas frutas y verduras, aunque algunas como la manzana, pera o cerezas son especialmente recomendadas.

También podemos recurrir a cereales como arroz o avena y a tubérculos como la patata. La soja u otras legumbres son fuente vegetal de proteínas con muy poca sal. También la leche y sus derivados.

LOS ALIMENTOS DESACONSEJADOS: Son los alimentos con mucha sal, ricos en sodio. Entre estos alimentos que debemos evitar para reducir la retención de líquidos están:

–       Embutidos (mortadela, salchichón, chorizo…)

–       Jamón salado (jamón curado), panceta…

–       Vegetales en salazón

–       Frutos secos salados

–       Quesos con sal

–       Precocinados

–       Enlatados

–       Y por supuesto controlar la cantidad de sal de mesa. Condimentar con hierbas y especias.

Evita la retención de líquidos siguiendo estos consejos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Suscríbete al blog!

Recetario de Cocina en Minutos Delicioso y Saludable

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!