Consultores CWP

Técnicas de Coaching de Salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ser coach, definitivamente no es algo que pueda hacer cualquiera, se necesita contar con ciertas aptitudes o dedicarle mucho tiempo y dedicación si es que buscas desarrollarlas.

Ser coach de la salud, es una de las ramas del coaching, más gratificantes, ya que ayudas a la gente a cambiar su estilo de vida por uno mejor. Uno que quizá les alargue o les salve la vida.

Sin embargo, cuando estás comenzando, muchas veces no tienes idea de cómo dirigirte o de qué hacer para pararte frente a todo un grupo y convencerlos de que los vas a ayudar y de que estás ofreciendo calidad y sobre todo realidad.

Hoy en día, no es tarea fácil conseguir clientes o inclusive gente que te escuche. Es por eso que se necesitan de algunas técnicas de apoyo y contar con el entrenamiento y certificación necesaria. Ya después, con el tiempo, obviamente puedes estudiar otras ramas o especializarte en cosas más específicas cada vez más.

Hoy te voy a regalar unas sencillas técnicas de coaching de  salud. Recuerda que por algún lado has de comenzar a aprender y a generar experiencia. No temas el fallar o el no hacerlo tan bien las primeras veces. Atrévete y el tiempo te dará justo o que estás buscando.

Técnicas

  1. Ten muy consciente tu función:

Ser coach de la salud, es relativamente una profesión reciente, así que es muy común que la gente te contrate pensando en un “counselling o en un “mentoring”, las cuales están más enfocadas en aconsejar, en decirle al cliente justo lo que tiene que hacer. Recuerda dejar en claro tus funciones y tus conocimientos, tú serás un apoyo. Les darás técnicas de alimentación y motivación, asesorarás al cliente, más no le dirás que hacer. Procura diseñar un programa con los temas y asesorías que darás además de asegurarte que el cliente entienda el tipo de servicio que esta por recibir y aplicar bajo su propio aprendizaje.

  1. Hábitos:

Enfócate en impulsar al cliente a mejorar y modificar sus hábitos, dales evidencia y recuerda apoyarte en material didáctico para hacer tus presentaciones.

  1. No hay límites para la aplicación del coaching:

Recuerda también que estamos en la era donde cada vez se rompen más límites de todo tipo, gracias al avance acelerado de las tecnologías. No te limites a ejercer tu profesión en puros grupos. Lo puedes hacer también de manera individual o inclusive haciendo el uso de dispositivos celulares, chat y video llamada. Esto puede ayudar a mantener el lazo, el contacto y la cercanía con el cliente. Además de que también te puedes enfocar en darle coaching de salud, precisamente a una parte clave en la mejora de la salud de las personas: Médicos y nutriólogos quienes también están interesados en mejorar sus técnicas para darle lo mejor al paciente con resultados aún más satisfactorios.

  1. Seguimiento:

Si las cosas se quedan en una “sesión”, es muy probable que no se cumpla el objetivo visualizado. Recuerda que es muy importante dar seguimiento a las cosas. La constancia es una parte vital en el cumplimiento de la meta.

  1. Determinación y Pasión:

Recuerda que tu vas a funcionar como un gran espejo. ¿Qué es lo que quieres reflejar en tus clientes? La motivación y la seguridad con la que des tu exposición, será una parte crucial para convencer al cliente de poner en práctica lo aprendido contigo. Además de que el ser humano por naturaleza es dado a la imitación. Piensa en que tu eres parte clave para el comienzo del cambio.

Aplica estas técnicas de coaching de salud en tu práctica y verás como obtienes mejores resultados.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!