enfermedades por obesidad

Mira las consecuencias de consumir sustitutos de azúcar

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Desde que se supo que agregar azúcar a tu comida no es saludable y por o general contraindicado para bajar de peso, se han inventado varios edulcorantes artificiales para reemplazar ese sabor dulce.

Ya que prácticamente no tienen calorías, a menudo se comercializan como productos para bajar de peso.

Sin embargo, a pesar del aumento del consumo de estos edulcorantes y de los alimentos dietéticos en general, la epidemia de obesidad sólo ha empeorado.

Las posturas con respecto a los edulcorantes artificiales es bastante mixta y su uso es controvertido.

Este artículo revisaremos los edulcorantes artificiales, incluyendo sus efectos sobre el apetito, el peso corporal y el riesgo de las enfermedades relacionadas con la obesidad.

Existen diferentes tipos de edulcorantes

Muchos edulcorantes artificiales con diferentes estructuras químicas están disponibles en las tiendas.

Todos son increíblemente efectivos para estimular los receptores de sabor dulce en tu lengua.

De hecho, la mayoría son mucho más dulces que el azúcar, gramo por gramo.

Algunos, como la sucralosa, tienen calorías, pero la cantidad total necesaria para proporcionar un sabor dulce es tan escasa que las calorías que ingieres son insignificantes.

Estos son los edulcorantes artificiales más comunes, su dulzor en relación con el azúcar y los nombres de marca con los que se venden.

Algunos edulcorantes bajos en calorías se procesan a partir de ingredientes naturales y no cuentan como “artificiales”.

No fueron tomados en cuenta para este artículo, pero incluyen la stevia endulzante natural y sin calorías, así como alcoholes de azúcar como el xilitol, el eritritol, el sorbitol y el manitol.S

Hay muchos tipos de sustitutos de azúcar. Los más comunes son el aspartamo, sucralosa, sacarina, neotamo y acesulfamo de potasio (acesulfamo-K).

Consecuencias en tu apetito

Cómo controlar la diabetes.

No sólo debes comer alimentos para satisfacer tus necesidades energéticas, también debes buscar que los alimentos sean gratificantes para ti.

Los alimentos endulzados desencadenan la liberación de sustancias químicas y hormonas en el cerebro, proceso que se le conoce como la vía de recompensa de alimentos.

La recompensa de alimentos es crucial para sentirse satisfecho después de comer e involucra algunos de los mismos circuitos cerebrales que los comportamientos adictivos, incluida la adicción a las drogas.

Aunque los edulcorantes artificiales proporcionan un sabor dulce, muchos investigadores creen que la falta de calorías impide la activación completa de la vía de recompensa de los alimentos.

Esta puede ser la razón por la que los edulcorantes artificiales están relacionados con un aumento del apetito y los antojos de alimentos azucarados.

Se cree que los edulcorantes no satisfacen a las personas de la misma manera que lo hace el azucar. Lo que podría aumentar el apetito en la gente. Todavía hays posturas mixtas sobre esto.

¿Antojos de azúcar?

Otro argumento en contra de los edulcorantes artificiales es que su sabor extremo y antinatural aumenta los antojos y la dependencia del azúcar.

Esta idea es plausible, considerando que su preferencia de sabor puede hacer que los prefieras.

Por ejemplo, se ha demostrado que reducir la sal o la grasa durante varias semanas conduce a una preferencia por niveles más bajos de estos nutrientes.

Con el azúcar no es diferente.

Consumir de manera frecuente los edulcorantes podría causar que te vuelvas dependiente del azúcar. Esto podría aumentar tus antojos de comer comida dulce.

Consecuencias en el peso corporal.

Bajar de peso.

Se sabe que las bebidas con edulcorantes artificiales están relacionadas con el aumento de peso y no con la pérdida de peso.

Si bien esto no está comprobado con respecto a los edulcorantes artificiales, la hipótesis parece plausible. Cuantos más alimentos dulces comas, más los querrás.

Sin embargo, en una revisión observacional mencionada en un artículo publicado en healthline se descubrió que los edulcorantes artificiales se asociaron con un IMC ligeramente más alto, pero no con un mayor peso corporal o masa grasa.

Es importante recordar que los estudios observacionales no pueden probar la causa y el efecto, sino que sólo permiten a los investigadores encontrar patrones que justifiquen una mayor investigación.

Algunos estudios observacionales relaciona a los edulcorantes artificiales con el aumento de peso, pero la postura es dividida.

Saciedad

En general consumo de edulcorantes artificiales no parece causar grandes riesgos aumento de peso, al menos no a corto plazo. Esto puede variar de un individuo a otro.

De hecho, reemplazar el azúcar con edulcorantes artificiales puede ser útil para reducir el peso corporal, si se usan con la intensión de disminuir la cantidad de azúcar.

Si usas edulcorantes artificiales y no has experimentado efectos negativos, estás sano, feliz y satisfecho con los resultados, entonces no necesitas cambiar nada.

Sin embargo, si experimentas antojos, un control deficiente de la glucemia u otros problemas de salud, evita seguir consumiendo edulcorantes artificiales para evitar que empeoré tu condición.

Efectos en el metabolismo

Cómo controlar la diabetes

La salud va más allá que el peso de tu cuerpo.

Algunos estudios observacionales, también citados por de heathline, relacionan a los edulcorantes artificiales con un mayor riesgo de enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2, las enfermedades cardíacas y el síndrome metabólico.

Por ejemplo, este mismo estudio encontró que un alto consumo de refrescos de dieta está relacionado con un aumento de riesgo del 121% de padecer diabetes tipo 2.

También se descubrió que estas bebidas están asociadas con un riesgo mayor del 34% del síndrome metabólico. Esto quiere decir que puedes contraer varias enfermedades que afectan tu metabolismo.

Dichas enfermedades van desde los problemas cardíacos, diabetes, hipertensión arterial, etc.

También se ha asociado a los edulcorantes con provocar intolerancia a la glucosa y una alteración en las bacterias intestinales.

Y se sabe que las bacterias en tu intestino, tu flora intestinal o microbioma, son increíblemente importantes para tu salud.

El consumo de edulcorantes están relacionados con el riesgo de tener problemas metabólicos. Aunque, algunos expertos mencionan que se necesitan más estudios para llegar a una conclusión.

Este artículo esta basado en el Can ‘Diet’ Make You Fat? The Truth About Artificial Sweeteners, publicado en healthline. Si quieres ver la infomración original sólo da clic aquí

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!