La adicción a la comida nace de la ansiedad

¿Soy adicto a la comida?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Estás feliz y te da hambre? ¿Enojado y te da hambre? ¿Triste y te da hambre? O sea en general, siempre tienes hambre. Ojo: puedes ser adicto a la comida.

La ansiedad por la comida es tu cuerpo enviándote algún mensaje. A veces vemos a la ansiedad por los antojos como una debilidad o falta de disciplina para mantener el control frente a ciertos alimentos, pero como veremos, nada está más alejado de la verdad.

¿Qué puedes hacer para nutrirte bien y dejar de ansiar la comida?

La solución no está en prohibirse los alimentos deseados, porque como cualquier cosa prohibida: ¡la ansiamos más y vamos por ella! sino en conseguir una alimentación balanceada y rica en nutrientes. Aquí van algunas recomendaciones que te ayudarán a controlar el apetito desmedido:

1. Toma mucha AGUA:

A veces sufrimos de deshidratación crónica sin darnos cuenta, la cual puede confundirse con hambre.

Cuando sientas un antojo, antes de comerlo bebe un vaso de agua y observa si con eso la sensación desaparece, te vas a sorprender cuántas veces confundiste el hambre con la sed. No sustituyas con nada el agua natural, es un valioso líquido que tu cuerpo necesita y que te ayudará a controlar la ansiedad. Como recomendación general necesitamos entre 8 a 10 vasos de agua al día, y si el clima es caluroso y haces ejercicio, necesitarás mayor cantidad. Un buen tip para saber si estás bien hidratado es observar tu orina, esta tiene que ser sumamente clara y transparente, si ves que tu orina tiene un color ámbar, está muy concentrada y no orinas con frecuencia, inmediatamente ve a beber agua, la necesitas urgentemente.

2. Aumenta tu consumo de FIBRA

Lógralo a través de la ingesta de verduras verdes crudas, frutas enteras con cáscara, cereales integrales y leguminosas como frijol y lenteja.

Estos alimentos contienen un componente que no se digiere que se le llama fibra y que al combinarse con agua se expande en tu aparato digestivo ayudándote a sentir confortablemente satisfecho por más tiempo. Además la fibra ayuda a evitar el estreñimiento y retrasa la absorción de azúcares en la sangre, siendo de mucha ayuda para personas diabéticas o con síndrome metabólico.

3. Valor nutricional

Consume alimentos con extraordinario valor nutricional como verduras, frutas, pescados azules, cereales integrales e incorpora siempre que sea posible superalimentos como bayas de goji, espirulina, linaza, amaranto, quinoa, jugos verdes, entre otros, todos estos alimentos aportan muchos nutrimentos y son bajos en calorías.
Toma un suplemento alimenticio que contenga una mezcla completa de vitaminas y minerales para que no tengas carencia de ninguno de ellos, pues basta que uno esté ausente para que tu cuerpo te lo pida a gritos o enferme.

4. Toma té

Cuando la ansiedad es desmedida, se pueden emplear algunos supresores naturales del apetito como la yerba mate, el té verde  y extractos naturales de hierbas como Irvingia Gabonensis (mango africano); estos alimentos te ayudarán a controlar la ansiedad por los alimentos.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!