La dieta vegana puede ser muy saludable

Riesgos de la dieta vegana

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Qué es la dieta vegana?

Hoy me ha parecido interesante hablar un poco de la dieta vegana, que se podría definir como una versión más estricta de la dieta vegetariana. Cuando normalmente un vegetariano acepta consumir huevos, leche y a veces pescado, un vegano no come nada de origen animal, directa o indirectamente. Esta práctica, perfectamente respetable desde un punto de vista ético, podría implicar algunos riesgos de salud a largo plazo.

La misma historia de siempre

En el blog lo vamos repitiendo una y otra vez: una alimentación sana es antes que nada una alimentación equilibrada y variada. Hay que comer un poco de todo y variar mucho. Pero, ¿es posible tener una alimentación equilibrada siendo vegano?

Nos encontramos con un problema. Ciertamente, la comida actual en los países desarrollados es demasiada rica en alimentos de origen animal. Esto tiene un impacto sobre el medio ambiente y los equilibrios biológicos. Pero pasar a no consumir ningún producto de origen animal no significa privarnos de alimentos que necesitamos.

Los seres humanos, al contrario de lo que se cree, somos frutíveros de naturaleza, no herbívoros. Esto por características como nuestra dentadura, la longitud de nuestros intestinos, nuestras uñas cortas, entre otras.

Los riesgos

Es posible obtener los nutrientes necesarios con una dieta vegana pero hay que tener cuidado. En concreto, las deficiencias más habituales de una alimentación exclusivamente vegana son un déficit de omega 3, de vitaminas B12 y D, de calcio y de iodo. Se puede intentar tomar suplementos para compensar, pero es mejor consumir alimentos que contengan estas vitaminas. Esto se logra teniendo una dieta muy variada y llena de nutrientes que se encuentran en frutas, verduras, granos enteros, legumbres, frutos secos, etcétera.

La única vitamina que se debe suplementar en cualquier dieta es la B12, ya que no se obtiene en alimentos de origen vegetal, solamente en la tierra o productos fortificados. También es importante consumir omegas, que se pueden encontrar en alimentos como las semillas de chía. En caso de no consumir lo suficiente de esos dos elementos, aumenta significativamente el riesgo de problemas cardíacos.

El déficit proteínico no es un riesgo si se consumo la cantidad adecuada de calorías al día. Es muy difícil tener una deficiencia de proteína si se come una variedad de alimentos diariamente.

En realidad, antes de hacer una dieta vegana, es recomendable comentarlo con el médico, y asegurarse de tener un seguimiento profesional para no caer en ningún déficit de alimentación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!