Qué hacer para no dejar el ejercicio en diciembre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Durante el invierno, incluso a las personas que se sienten motivadas a hacer ejercicio, les cuesta trabajo cumplir con su programa. A muchos de nosotros nos puede resultar muy cómodo posponer el ejercicio en diciembre. Sin embargo, es importante para conservar sano el corazón, que continúes con tu programa habitual de ejercicio durante los meses de frío.

El ejercicio al aire libre es una excelente forma de curar la «depresión invernal». En segundo lugar, el ejercicio aumenta los niveles de energía, que tienden a ser menores durante épocas de tiempo frío o días oscuros. Por último, el ejercicio estimula el sistema inmunitario. Por lo cual es posible que notes que sufres menos resfriados invernales.

Continuar tu programa habitual de ejercicio durante el invierno no significa que tengas que quedarte bajo techo. Con la ropa y la planificación adecuadas, puedes aprovechar al máximo el ejercicio durante el tiempo frío, incluso al aire libre.

Aquí te proporcionamos algunas sugerencias y recomendaciones para hacer ejercicio en condiciones de frío.

Sugerencias

  • Comienza gradualmente a ponerte en forma. Si has estado haciendo ejercicio y realizando actividades enérgicas, estarás listo para practicar deportes de invierno. Sin embargo, al igual que con cualquier programa de ejercicio, debes comenzar a ponerte en forma varias semanas antes de salir de vacaciones.
  • Protégete las manos y los pies. Cuando sales al frío, la sangre se dirige hacia el centro del cuerpo. Eso significa que es más probable que se enfríen manos y pies. Ponte un par de guantes delgados debajo de unos guantes más gruesos. Además, procura que en tus zapatos de invierno te quepan calcetines térmicos o dos pares de calcetines. Esto mantendrá tu temperatura al hacer ejercicio en diciembre.
  • Cubre tu cabeza. Lleva siempre una gorra o una banda protectora en la cabeza y tapa el cuello, porque hasta un 50% del calor del cuerpo se pierde por la cabeza y el cuello.
  • Aplícate protector solar.  Puedes sufrir quemaduras de sol con la misma facilidad en el invierno que en el verano, especialmente si estás haciendo ejercicio en la nieve o en lugares de mucha altitud.
  • Mantente hidratado. No olvides tomar mucha agua antes y después del ejercicio, así como durante el mismo. Aunque no estás perdiendo líquidos por una temperatura alta sí los estás perdiendo por la propia actividad física. Las bebidas deportivas reponen la sal y los minerales que se eliminan en el sudor, pero por lo general una alimentación saludable es suficiente para ese fin.
  • Evita el consumo de alcohol. El alcohol aumenta la pérdida de calor corporal. De manera que después de consumirlo hay más probabilidades de presentar hipotermia. Además, afecta el criterio y tal vez no te permita tomar las decisiones más acertadas en una emergencia en condiciones de frío. Lo mejor es que dejes las bebidas alcohólicas en casa si vas a emprender una caminata invernal. O que esperes hasta que termine su actividad física.

Ya no tienes excusas para dejar de hacer ejercicio en diciembre. Aunque es más difícil que los otros meses, es posible.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!