Tipos de grasa

¿Por qué se habla de gordura buena y gordura mala?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Es posible que hayas escuchado, entre tantas cosas, que hay gordura que no es tan mala ó que tal vez hay un tipo de gordura buena. Pero creo que es momento de simplificar y aclarar este asunto.

Creo que para esto es primordial definir qué es gordura.

Gordura: f. Tejido adiposo que existe entre los órganos. Abundancia de carnes y grasas. Obesidad.

Ahora que tenemos el concepto de gordura un poco más claro, espero que sea más fácil de comprender lo que estoy a punto de contarte.

Las grasas en los alimentos, al igual que las proteínas y los carbohidratos, pertenece a los macronutrientes, nos proporciona energía y nos sacia el apetito. En la sangre y en el metabolismo es la sustancia de origen para muchas hormonas, es rica en muchas vitaminas y proporciona energía.

Como tejido, participa en la formación de estructuras corporales como, por ejemplo, membranas celulares y nervios, protege las articulaciones y los órganos, y mantiene la temperatura corporal.

Pero lo que tú tienes que comprender es qué hay diferentes tipos de gordura o grasa. La que, en efecto, es buena y la que no.

¿Por qué es importante saber diferenciarlas?

Pues las grasas también son una de las principales fuentes de energía y algunas ayudan a mantener tu corazón sano. Por eso, tenemos que ser conscientes de la cantidad y de los tipos de grasa que comemos.

Tipos de grasa

Hay un tipo de grasa que no es vital, sino incluso perjudicial para nuestra salud, son los llamados ácidos grasos trans o (en parte) grasas hidrogenadas. La estructura espacial de una grasa insaturada se modifica con calor (o sea cuando es frita) hasta que obtenga mayor estabilidad y el producto se vuelva, por tanto, más duradero.

Y aunque sean deliciosas,  el cuerpo no puede metabolizar, o no correctamente, esta estructura modificada de forma artificial. Los ácidos grasos trans están directamente relacionados con la aparición de inflamaciones en el cuerpo. Oo sea nos vemos más gorditos. Así como con un aumento y depósitos de colesterol LDL en la sangre, convirtiéndose así en un peligro para el corazón y los vasos sanguíneos. Además, se sospecha que fomentan enfermedades como la tensión alta o la diabetes.

Entonces comprendemos que las grasas malas se podrían dividir en dos

Ácidos grasos trans : Se encuentran en los alimentos procesados que contengan grasas parcialmente hidrogenadas. Se encuentra naturalmente en productos cotidianos como la carne.

Ácidos grasos saturados: Sólidos a temperatura ambiente. En los productos lácteos enteros, carnes grasas y procesadas.

Las grasas saturadas como las que encontramos, por ejemplo, en la mantequilla o en la carne grasa, no son esenciales. Esto significa que el cuerpo puede sintetizarlas mediante vías metabólicas a partir de otras sustancias. Sin embargo, las grasas insaturadas con todos sus subtipos sí son esenciales, y deben ser ingeridas con los alimentos.

La mayoría de los aceites vegetales que son líquidos a temperatura ambiente tienen grasas insaturadas.

Hay 2 tipos de grasas insaturadas:

  • Grasas monoinsaturadas: Se encuentran en el aceite de oliva, margarinas y aguacate.
  • Grasas poliinsaturadas: Las de Omega 6 se encuentran en semillas de aceite, nueces y margarinas. Las de Omega 3 están en pescados azules y algunos de sus aceites. En su fuente vegetal están en semillas de lino y vegetales de hoja verde.

 

 

El objetivo principal no debería ser, por tanto, consumir la menor cantidad posible de grasas, sino elegir las adecuadas y conseguir el equilibrio correcto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!