La adicción a la comida nace de la ansiedad

¿Por qué estoy comiendo de más?

Posiblemente una de las más importantes es la ansiedad y esta a su vez detona algunas otras que pueden desencadenar conductas compulsivas en la manera de comer.

Ocurre cotidianamente, y aunque procuramos cumplir con las comidas diarias, siempre tenemos la sensación de un vacío que llenar. El enigma se resuelve teniendo en cuenta la cantidad y calidad de sueño que logramos en descansando.

Como ya lo habíamos explicado la fase nocturna funciona como un restaurador natural y regulador químico, dónde se liberan hormonas que controlan el apetito:

  • Leptina: Es liberada cuando tienes una calidad de sueño óptima descansando de 7 a 8 horas diarias, haciéndote sentir satisfecho durante el día.
  • Ghrelina: Su presencia es asociada con horas de sueño pobres o intermitentes, insomnio y estrés. Causará que te sientas hambriento.

Es propio de nuestra especie tener hambre todo el día. La saciedad es controlada dese el cerebro y nos estimula a buscar alimento para preservar la vida. Estamos condicionados a tener más hambre según las demandas energéticas que la actividad demanda.

Lo importante es incluir refrigerios saludables, como verduras crudas, nueces o frutos secos. Además de “engañar al cerebro” estos alimentos contienen elevados aportes nutritivos y te harán sentir satisfecho.

Duerme bien, ahí está la clave para bajar de peso, construir musculo y tener energía para una nueva jornada.

Acércate a tu consultor Cambridge para orientarte en la preparación de deliciosos entremeses para llenar ese vacío, sus ingredientes te ayudarán a mantener tu peso ideal.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Suscríbete al blog!

Recetario de Cocina en Minutos Delicioso y Saludable

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!