Blog Cambridge Weight Plan Mexico

No me alcanza, pero quiero una franquicia

Ser propietario de una franquicia puede ser una tarea asumida solo por algunos debido a las tantas responsabilidades que implica. Por un lado, el dueño de la franquicia es responsable de todos los aspectos del negocio. Lo que podría considerarse favorable. Pero por otro lado, también es responsable de financiar personalmente las inversiones iniciales. Definitivamente no hay forma de evitar los compromisos personales y financieros que adquiere el dueño de una franquicia. Y para mucha gente este trabajo duro no se recompensa con los beneficios finales. Por esta razón hay mucha gente que decide no ser dueña de una franquicia en su totalidad. Pero emplean otra técnica para participar en la franquicia que ellos quieren: la Asociación de Franquicias.

Como mencionamos, iniciar negocio de franquicia implica una cantidad de capital financiero y responsabilidad. Compromisos que muchas personas no están en condiciones de asumir aun cuando tengan tremendo deseo. Por lo tanto, una asociación de franquicia puede ser la opción que están buscando. Como en cualquier sociedad, una asociación de franquicia se basa en dos personas que están involucradas en el negocio. Cada una de las partes adquiere la mitad de los compromisos financieros. Desde luego que pueden llegar a otros acuerdos comerciales, como el que una de las partes asuma todo el compromiso financieros a cambio de la mayoría de los beneficios durante determinado tiempo.

Asociaciones de franquicia resultan una formidable manera de adquirir una franquicia y a la vez tener más libertad y tranquilidad en las cosas que se hacen. Por ejemplo, en lugar de contratar a todo el mundo por cuenta propio, el socio compartirá la responsabilidad en la contratación de gerentes, subgerentes y otros empleados.

Sin embargo, se corre el riesgo de que así como nació, la asociación de franquicia se destruya. Muy aplicable es el dicho que “una manzana podrida puede echar a perder toda la canasta”. A pesar de todas las buenas intenciones y honestidad de una persona, hay muchas otras tan solo interesadas en ganar dinero rápido y fácil. Esto resulta especialmente desconcertante cuando la persona que anula el contrato era la que tenía la menor responsabilidad financiera en el negocio.

A pesar de ello, las asociaciones de franquicias son la oportunidad perfecta para cualquier persona que no quiera o pueda ser dueña de un negocio rentable por sí misma, ofreciendo la posiblidad para que dos o más personas se involucren para compartir las responsabilidades y obligaciones financieras que de manera individual les resultaría imposible afrontar. ¡Piénselo!

Porque no empezar a buscar franquicias de bajo costo y crecerlas con poca inversión. Cambridge ofrece franquicias desde $14500 pesos.

2 thoughts on “No me alcanza, pero quiero una franquicia”

  1. JORGE Hernández

    Me interesa adquirir la franquicia para Pachuca, Hidalgo y Acapulco, Guerrero. ¿Qué se requiere de mí para comenzar con este modelo de negocios?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Suscríbete al blog!

Recetario de Cocina en Minutos Delicioso y Saludable

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!