El ejercicio físico ayuda a los adultos mayores con obesidad.

Cómo mejorar la movilidad de los adultos mayores con obesidad

Si tienes pacientes que sean adultos mayores con obesidad, seguramente has notado que muchos de ellos tienen dificultades para realizar sus actividades diarias.

No es una sorpresa que estos pacientes incluso se sientan frustrados porque ven su edad como un obstáculo en su día a día.

Pero ellos pueden mejorar notablemente su estilo de vida. Sólo necesitan reactivarse para recuperar movilidad y mejorar el desempeño en sus tareas.

Ejercicio para adultos mayores con obesidad

Una revisión que hizo el Centro Médico de Wake Forest al estudio de Intervenciones de Estilo de Vida e Independencia para Adultos Mayores reveló que la actividad física estructurada reduce la discapacidad de movilidad en adultos mayores con obesidad mórbida.

En el estudio participaron 1,635 personas sedentarias de entre 70 y 89 años, quienes fueron aleatoriamente divididos en dos grupos que:

• Siguieron un programa de actividad física de intensidad moderada.
• Recibieron un programa de educación en salud.

Después, los dividieron en 4 grupos, según su IMC (Índice de Masa Corporal):

• No obesos: Con un IMC menor de 30.
• Obesos: Con una circunferencia de la cintura de más de 89 cm para mujeres y 101 cm para hombres.
• Obesos clase 1: Con un IMC entre 31 y 35.
• Y obesos clase 2: Con un  IMC de 36 en adelante.

Los programas

El grupo del programa de actividad física hizo dos sesiones semanales enfocadas en:

• Caminar a intensidad moderada por 30 minutos.
• Hacer fuerza con pesas en los tobillos.
• Hacer balance por 10 minutos.
• Realizar entrenamientos en casa entre 3 y 4 veces por semana, durante 2 años.

El grupo de personas con el programa de educación de salud recibió talleres sobre temas relacionados con el envejecimiento como:

• Nutrición.
• Seguridad.
• Problemas legales y financieros.
• Lecturas y discusiones con sesiones de estiramiento del cuerpo superior de entre 5 y 10 minutos.

Los resultados fueron similares. Sin embargo, el grupo con obesidad clase 2 mostró los mejores resultados con el programa de actividad física y redujo en un 31 por ciento el riesgo de desarrollar discapacidad de movilidad mayor.

Es importante que logres que tus pacientes se apeguen a tus tratamientos, pues son indispensables para mejorar sus condiciones de salud.

Considera que, a pesar de tener dificultades de movilidad, la actividad física debe continuar como un hábito para que tus pacientes puedan mejorar sus condiciones de salud física y emocional.

Si quieres asesoría sobre éste y otros temas, haz clic aquí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Suscríbete al blog!

Recetario de Cocina en Minutos Delicioso y Saludable

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!