Ofrece productos o servicios en tu blog

Cómo manejar un blog de salud

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Si eres coach y ya te has aventurado al mundo virtual y las herramientas de internet para darte a conocer, debes saber el siguiente paso después de escribir y darle seguimiento a tu página y a tu proyecto como coach. El siguiente paso a dar es: Ofrecer un producto desde el principio. Descubre la manera adecuada de manejar un blog de salud.

Razones para ofrecer un producto desde el principio

Si estas comenzando con tu blog, es un momento perfecto para comenzar a ofrecerle ese plus a tu gente, piensa en tus lectores, en tus seguidores, en darles ese plus que los hará seguirte.

Puedes ofrecer algún producto o servicio, que los ayude a complementar su tratamiento, a su vez esto te da una imagen de conocimiento y generas aún más confianza en ellos.

El vender un producto es muy conveniente, sin embargo, es necesario asegurarse de que el producto que vas a ofrecer realmente funcione y ayude a tus pacientes. Es parte de la ética profesional y de ver por la salud de tus pacientes además de cuidar tu reputación. Recuerda que los productos que vendas o le proporciones a tus clientes, también son una parte muy importante en la fama que te hagas.

Lo bueno de ofrecer un servicio es que es algo que no te genera un gasto, es algo en lo que no tienes que invertir ni esperar el recuperar antes de generar la ganancia.

Puedes ofrecer cursos o pláticas, o si estás especializado en alguna rama que pueda ayudar a los pacientes a darle un mejor seguimiento a su tratamiento, puedes ofrecer justo ese tipo de apoyo o enseñanza.

Promoción

No olvides ofrecer estos servicios en tus redes sociales o en tu página de internet, además de todos los medios virtuales que hayas elegido.

Mantén informada a tu gente de cada servicio que des, no olvides recordarlo por medio de e-mails, o al final de cada consulta.

Puedes hacer folletos en los que además de regalar información y consejos útiles, los invites a adquirir tu producto o servicio.

No olvides cuidar de cada paciente y hacerlo sentir especial. Después de todo, cada caso es particular y cada quién tiene su propio proceso, preferencia y elección.

Ofrecer diversidad puede ser buena idea, pero no olvides no perder el enfoque en tus pacientes y sus necesidades. Recuerda que tu eres quien los está ayudando, guiando y de alguna forma es tu deber mantenerlos en el camino hasta que hayan adaptado el cambio a sus rutinas y hábitos diarios.

Prueba con diferentes métodos, estudia la relación de los productos con la elección de los pacientes, es una forma de ir conociéndolos más para ofrecerles lo mejor y tener cada vez más un conocimiento más claro de tu clientela.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!