Las bebidas con azúcar

Las bebidas azucaradas y la comida

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

 Si somos honestos, el azúcar sabe muy bien. Es difícil no darle cabida en nuestra vida. La mayor fuente de azúcar añadido en nuestra dieta viene de las bebidas azucaradas. Esta es la razón por la cual una gran cantidad de investigación se centra en los efectos sobre la salud de este tipo de bebidas.

 

Por otro lado, los efectos positivos de las dietas ricas en proteínas están bien documentados. El aumento de la ingesta de proteínas aumenta el sentimiento de estar lleno. Y el metabolismo disminuye la ingesta de energía. Pero, ¿qué sucede cuando, por ejemplo, bebemos una bebida azucarada con un buen bistec? ¿Cómo cambia esto la forma en que nuestro cuerpo procesa y utiliza los nutrientes de la comida?

 

Para responder estas preguntas, una nueva investigación le pidió a una serie de voluntarios que pasaran 24 horas en una cámara metabólica en dos ocasiones distintas. Una cámara metabólica es una habitación controlada de forma hermética. Esto permite medir exactamente cómo el cuerpo usa los nutrientes de los alimentos.

 

Para los procedimientos de la investigación, los voluntarios comieron la misma comida durante todo el día. Durante una de las visitas, comieron una dieta que consistía en un total de 15% de proteína y para la segunda visita era 30%. En cada comida, se les daba una bebida azucarada o endulzada artificialmente.

 

Después de cada comida, le preguntaban al participante sobre sus antojos y ganas de comer ciertos tipos de alimentos.

 

Se descubrió que tomarse una bebida azucarada con una comida disminuye la quema de grasa y la producción de calor.

Y cuando combinamos una bebida azucarada con una comida rica en proteínas, la combinación redujo aún más el uso de grasa y la termogénesis, en más del 40%.

 

Además en el transcurso de un día, el cuerpo solo procesó 80 de las 120 kcals que la bebida aportaba. Creando así un exceso de 40 kcal independientemente de la cantidad de proteína en la comida.

 

Así que en resumen, tomar algo dulce a la hora de comer un buen plato de carne por ejemplo, no es la mejor opción. Ni lo más recomendado.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!