Científicos revelan como la comida puede prevenir los estragos del alcohol.

¿Cómo la comida ayuda a prevenir la enfermedad hepática?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

 La enfermedad hepática alcohólica es una situación de salud global. Se refiere a una serie de enfermedades como la hepatomegalia y el hígado graso simple (esteatosis hepática). También patologías más severas como la esteatohepatitis alcohólica y la cirrosis hepáticaSe estima que aproximadamente 38 millones de personas, tan sólo en los Estados Unidos mantengan un consumo excesivo de alcohol.

El estudio

En este estudio se buscó comparar ratones criados para consumir altas cantidades de alcohol (cHAP). Y otros ratones usando un modelo de ingestión de etanol intermitente crónico.

Los ratones fueron escogidos al azar y se les alimentó dietas distintas durante cuatro semanas. Los investigadores descubrieron que los ratones cHAP, en una dieta de alcohol y agua consumían significativamente más alcohol que otros ratones mantenidos en una dieta que también incluía alcohol. Sin embargo, los otros ratones en la dieta de alcohol junto con azúcar artificial maltodextrina, presentaron un nivel mayor de hepatoesteatosis y lesiones hepáticas. En comparación con los ratones que consumieron una dieta de alcohol y agua junto con maltodextrina.

Conclusiones

Estos resultados sugieren que factores distintos a la cantidad total de alcohol consumido pueden afectar el grado de desarrollo de enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol.

Los investigadores especularon que la grasa saturada en la dieta de la comida estándar y / o los cambios epigenéticos durante el desarrollo, pudo haber explicado la falta de lesión hepática.

Esto sugiere que, aunque los ratones cHAP consumen consistentemente niveles altos / sostenidos de etanol, otros factores como la disparidad en componentes dietéticos específicos, las diferencias en los patrones de consumo de alcohol y el momento de la alimentación con respecto al pico de alcohol en la sangre, alteran el grado de lesión hepática en los cHAP frente a otros ratones.

Las diferencias marcadas en la composición de las dietas usadas en este estudio pueden ayudar a explicar por qué los ratones que consumen cantidades más altas de alcohol no desarrollaron lesiones hepáticas más graves.

“La dieta y el microbioma pueden ser variables importantes en los diferentes resultados observados en varios modelos experimentales de enfermedad hepática alcohólica”. Escribió Irina Kirpich y Craig McClain en un editorial que acompaña al estudio.

Estos estudios pueden ayudar a nuestros pacientes en una de las prácticas más comunes de nuestra sociedad. La ingesta social de bebidas alcohólicas.

Cuidar su alimentación, puede tener un impacto más fuerte que el que normalmente creemos. Para protegerlos de uno de los males más comunes hoy en día.

Puedes leer la Investigación completa aquí: https://academic.oup.com/alcalc/article/doi/10.1093/alcalc/agx063/4191311/Use-of-a-crossed-high-alcohol-preferring-cHAP

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!