La alimentación y tu fertilidad

Fertilidad masculina y nutrición

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Sabías que la obesidad ha sido vinculada a la producción deficiente de espermatozoides? Así como lo lees, se han realizado varios estudios en donde se comprueba que un hombre con sobrepeso/obesidad es más propenso a producir pocos espermas o deficientes. Por esto mismo, los hombres con sobrepeso que estén interesados en optimizar su fertilidad, deben primero que nada someterse a algún régimen alimenticio para bajar de peso hasta alcanzar su peso ideal.

En la actualidad hay un 15% de parejas que tienen problemas de fertilidad. Y casi la mitad de esta cifra es debido a problemas de fertilidad masculina. Aunque sea muy subestimado, la alimentación juega un papel muy importante en este problema. Hay ciertos alimentos que ayudan a mejorar la cantidad y la calidad de espermas.

Algunas de las recomendaciones nutricionales son aumentar el consumo de antioxidantes como las vitaminas A, E, C y D (que se encuentran en las multivitaminas). Se ha descubierto que ingiriendo estos producen una ligera mejoría en el recuento y la movilidad de los espermas.

La vitamina A se encuentra en frutas y verduras, tales como las zanahorias, calabazas, melocotón, naranjas. También se encuentra en algunos productos lácteos, como la leche, nata y la mantequilla.

Las vitaminas E se encuentran en el aceite de oliva extra virgen, frutos secos y el germen de trigo.

La vitamina C están en frutas como las fresas, los kiwis y las naranjas.

Las vitaminas D se obtiene de productos lácteos y de la exposición solar diaria de al menos 10 minutos.

También se recomienda consumir ácido fólico, que se encuentra principalmente en verduras de hoja verde, cereales integrales y legumbres. Zinc también contribuye. Y a este mineral lo encontramos principalmente en carnes magras, pescados, huevos y ya en menores cantidades también en legumbres y frutos secos. El omega 3 forma parte de la membrana plasmática de los espermas, la cual es necesaria para la fecundación. A este ácido graso lo encontramos en aceites vegetales, granos integrales, nueces y en el salmón.

En una dieta balanceada para ayudar la producción correcta de espermas, se recomienda que en tu alimentación diaria incluyas: 5 raciones de frutas y verduras, 2 raciones de lácteos al día, 4 raciones de pescado a la semana, y 2 de estas que sea salmón. El reemplazo de aceite por aceite de oliva extra virgen. Así como el consumo moderado de frutos secos y nueces.

Otras de las causas que afectan la fertilidad masculina son fumar, tomar bebidas embriagantes, o consumir drogas recreativas. Así que si está en tus planes embarazarte, toma estas recomendaciones muy en cuenta, para que la fertilidad no sea un problema.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!