Enzimas: Fuente de degradación de los alimentos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Las enzimas digestivas son moléculas fabricadas por ciertas células de las plantas y animales. Todas las células las requieren para su correcta función y subsistencia. Las enzimas producen reacciones químicas y son responsables de construir, sintetizar, transportar y eliminar los ingredientes y químicos que circulan por nuestro cuerpo.

En el caso de las enzimas digestivas, se encargan del procesamiento y separación molecular de los alimentos que ingieres, para que su absorción sea más fácil. Se ha encontrado que las personas que tienen mala digestión, acidez, o alguna otra enfermedad se encuentran bajos de enzimas en el estómago, en la sangre y tejidos.

A medida que avanza la edad, las enzimas digestivas se producen en menor cantidad. Por lo que la digestión y absorción de ciertos alimentos se hace cada vez más difícil. Esta pérdida es un proceso lento. A veces pasan años antes de que te des cuenta de que lo que antes podías comer sin problema, ahora te causa acidez o pesadez. Tu energía va a la baja y los problemas digestivos a la alza.

Tipos de enzimas digestivas

Lipasa

Producida por el páncreas, es la enzima encargada de la descomposición de las grasas. Si comer comidas altas en grasa te cae mal, quizás estés bajo de esta enzima.

Lactasa

Producida por el intestino delgado, es la enzima que ayuda a descomponer la azúcar de la leche, es decir la lactosa.

Proteasa

Encargada de ayudar a la buena digestión de las proteínas que ingieres, las descompone en aminoácidos y péptidos.

Amilasa

Producida en las glándulas salivales, ayuda a la absorción de los carbohidratos y los azúcares.

Bromelina

Es un conjunto de enzimas derivadas de la pulpa de la piña, ayudan a la digestión y se usa para quemar la grasa y bajar de peso.

Alimentación

Un cambio de régimen alimenticio es básico para promover la recuperación de las enzimas. Se sabe que la dieta de alimentos crudos es vital para este fin. Las verduras y legumbres crudas están llenas de enzimas que favorecen la buena digestión.

El estrés es un factor que acelera la degradación de enzimas en el organismo, por lo que tratar de vivir una vida tranquila ayudará a la recuperación de las enzimas en las células.

Por supuesto, existen suplementos enzimáticos que te ayudarán a reponer las enzimas perdidas por alguna de las razones anteriores.

 

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete al blog!

Recetario de Cocina en Minutos Delicioso y Saludable

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!