fbpx
Cómo ducharte

¿Debes ducharte con agua caliente o fría?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Ducharte es una parte esencial de una rutina saludable, pero dependiendo de la temperatura, el tiempo que pasas bajo el agua puede ofrecer diferentes beneficios.
Tanto si te gusta el agua caliente, como si prefieres ducharte con agua fría, aprende cómo tu rutina de ducha puede afectar tu salud.

Agua caliente

A algunos les gusta el agua caliente y pueden obtener los siguientes beneficios:

Ducharte con agua caliente alivia la tensión.Ducharte con agua caliente puede aliviar la tensión y calmar los músculos rígidos. Deja que el agua caliente funcione como un mini masaje en los hombros, el cuello y la espalda.

• Tomar una ducha caliente puede aumentar los niveles de oxitocina y aliviar la ansiedad. Cualquier persona que trabaje con estrés puede usar más de la hormona del amor en su vida.

• Una ducha caliente también actúa como un descongestionante natural para aliviar los síntomas del resfriado, ya que el vapor caliente del agua hidrata los conductos nasales.

• Las duchas con agua caliente son uno de los mejores remedios contra el insomnio. Nos ayudan a conciliar el sueño porque relaja nuestro cuerpo y

Ducharte con agua fría ayuda contra la depresión.nuestra mente y nos permite descansar.

• El agua caliente elimina nuestro estrés y cura nuestros dolores o cansancio después de una rutina de ejercicios.

Agua fría

A otros, en cambio, les gusta ducharse con agua fría y cuando lo hacen logran lo siguiente:

• ¡Las duchas frías son realmente buenas para nuestros cuerpos! Ducharte con agua fría durante los últimos cinco minutos puede ayudar a tu cuerpo a despertar. Este cambio instantáneo de temperatura alivia tu cuerpo de la fatiga y aumenta tu estado de alerta mental.

• Se recomienda una ducha fría (alrededor de 20 grados Celsius) durante dos o tres minutos una o dos veces al día como tratamiento para la depresión. ¡Sólo asegúrate de consultar con tu médico antes de probar esto!

Ducharte con agua fría revitaliza el cabello y la piel.

• Las duchas frías son mejores para nuestro cabello y piel porque los hidrata y ayudan con las puntas abiertas del cabello y la piel seca.

• Los baños con agua fría mejoran la capacidad de las personas para controlar el estrés, lo cual hace que con el tiempo se fortalezca nuestro sistema inmunológico.

• El agua fría también contribuye a mejorar la autoestima de las personas y mejoran su fuerza de voluntad.

¿Cómo te gusta tu ducha?
¿Caliente o fría?

Si quieres más información sobre temas de nutrición y salud, o necesitas una asesoría para bajar de peso, haz clic aquí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!