Aprende sí es bueno o no, contar calorías.

Destruyendo el mito: Contar calorías

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Uno de los mitos que ya tenemos que romper, es el de pasarnos la vida sin dejar de contar calorías.

Es una de las mejores formas de sobre simplificar lo que es tratar de perder peso. Simplemente las cosas no funcionan así. El proceso es mucho más variable y complejo como para simplemente llevar un conteo.

Hay procesos que se interrumpen, propiedades que cambian, funciones que no son robóticas y por ende, cada vez son distintas. No quiero complicar el tema, pero es cierto.

Mira, las etiquetas de los alimentos, cuando te señalan la cantidad de calorías, solo se acercan a la realidad en un 30%

La mayoría de las calculadoras de calorías y las etiquetas de los alimentos te muestran las calorías promedio en los alimentos.

Sin embargo, cosas como el país donde se produce, la marca y el tamaño de la porción, influyen en que los números sean muy diferentes para el mismo producto.

Por ejemplo, en un plátano – una calculadora de calorías dice 90 calorías y otra 120. Eso es una diferencia de más del 30%.

Otra cosa a considerar es que absorbemos más calorías de los alimentos procesados que de los integrales.

Cosas como las frutas o los granos contienen típicamente más fibra que los alimentos procesados. Como el jugo o la harina.

Lo que no sabes es que la fibra cuenta como carbohidratos y se toman en cuenta al calcular las calorías de ese alimento. Sin embargo, no todos los carbohidratos son absorbidos por el cuerpo.

Estas mismas fibras son carbohidratos no digeribles, lo que quiere decir que el cuerpo no las absorbe. Así que puedes tener un alimento que dice que tiene más calorías que otro, pero no por eso tu cuerpo va a absorber todas esas calorías.

Y estos son sólo dos ejemplos de lo que pasa.

Tengo que decirte que esto también aplica a la hora de hacer ejercicio apoyándote de un contador de calorías. O que las hormonas pueden influir en el proceso de almacenamiento de grasa.

Yo sé, a mí también me baja los ánimos que tener una buena salud no sea tan fácil como perderla. Pero lo bueno es que sabemos que SÍ hace la diferencia.

Comer variado y saludable, más hacer ejercicio. No es lo más cómodo, pero saca lo mejor de nosotros.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!