fbpx
Un nuevo estudio realizado por la Escuela de Medicina de la Universidad de Pensilvania reveló que cenar tarde provoca una ganancia de peso y debilita el metabolismo de las grasas.

Consejos para quienes dicen no tener tiempo de cuidarse

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Aunque dices preocuparte por tu familia, más de una vez has declinado una oportunidad de cuidarte. Siempre alegas no tener tiempo para cuidar de ti…

Aunque dices ser una persona preocupada por tu familia, más de una vez has declinado una oportunidad de cuidar tu salud. Siempre alegas no tener tiempo para cuidar de ti, para luchar con el sobrepeso.

En fin, excusas hay muchísimas, siempre hay algo.

Cuidar de tu salud y nutrición abarca esas actividades que ya conoces: tener buena alimentación, hacer dietas para adelgazar, dormir bien, hacer ejercicio, tener vida social, tener hobbies… O sea que para cuidar de ti, necesitas darte tiempo a ti, tiempo que generalmente es ocupado por obligaciones y demandas secundarias.

Pero, lo primero es lo primero. Y lo primero eres tú: Cuidar de ti, que también es un excelente regalo para aquellos que te quieren.

Recuerdas cómo la azafata indica que, en caso de despresurización en el avión, primero es necesario colocarte la mascarilla primero a ti y después a algún menor o persona que necesite ayuda. ¿Entiendes? Para ayudar a otros, te tienes que ayudar a ti. 

Amar a tu familia es cuidar tu cuerpo, es hacer dietas para adelgazar, ahí vives. Así que te propongo medidas imprescindibles para que poco a poco llegues a tu objetivo de combatir la obesidad:

1. Reserva un poco de tiempo para ti cada día

Así sean 30 ó 15 minutos. Un tiempo para desconectar, hacer lo que te plazca y recobrar energías.

De verdad, tal vez no parezca mucho, pero si te dedicas (literal apaga el celular) 30 minutos a: dormir, leer, darte un baño, meditar –lo que quieras- te sentirás más relajado.

2. Regálate un día libre

Así es TODO  un día, ya sea a la semana o al mes; como puedas, pero dátelo, lo mereces.

De acuerdo, tu agenda está llena. Pero tú también eres importante, así que queda prohibido que aplaces ese día de descanso que mereces para terminar pendientes, sabes que siempre habrá algo que hacer.

Así que elige un día, agéndalo y respétalo. ¡Es tuyo! 

Necesitas un respiro para descansar de los ejercicios para bajar de peso y lo sabes. Por eso sería buena idea que le hicieras desde ya un hueco en la agenda.

3. No sientas culpa

Es probable que sientas algo de culpa, justo cuando empiezas a relajarte, llega la maldita culpa. ¡Déjala ir!

Tú eres urgente también, además te darás cuenta que después de descansar, serás mucho más productivo y tu humor mejorará notablemente, así que es hora de que lo veas como algo básico.

¿Cómo comienzas? Primero, desconecta el teléfono

Sí, el teléfono y todo adelanto tecnológico que te haga localizable: el mundo no se va a caer si por media hora pones tu celular en modo avión, si cierras Facebook, Twitter o cualquier otra red social que te distraiga.

Respira bien, pausado, el momento es tuyo.

Al principio te parecerá difícil, pero poco a poco te acostumbrarás a respetar tu espacio y a cuidar tu cuerpo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!