Reemplaza los antojos con estas ideas

¿Cómo reemplazar los antojos de comida chatarra?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Esos antojos son de las razones principales por las que “crecemos hacia los lados”. Pero ¿qué hacer? El cuerpo sabe lo que quiere. Y es cierto, si se te antoja algo dulce, puede ser que tu cuerpo te esté pidiendo lo que necesita. Pero esto sigue sin ser justificable para perdernos entre postres, pasteles y golosinas. También, hay que aprender a ponerle atención a los antojos. Atiende tu cuerpo, muchas veces en realidad piensas que quieres algo dulce, pero en verdad quieres algo más. Checa estos tips para reemplazar los antojos.

  • Si se te antoja algo grasoso, un antojo de pizza o hamburguesa, mejor come una papa al horno, carne magra o incluso, si no puedes resistirte, una pizza de corteza delgada.
  • Si se te antoja una bebida dulce, como el refresco, recuerda que estas aportan una cantidad enorme de azúcar al cuerpo. Mejor prueba aguas naturales como agua de limón con pepino y jengibre, smoothies o té helado (no el superazucarado que venden en autoservicios).
  • De botana mejor prueba cereales con fibra. Puedes combinarlos con leche o yogurt e incluso helados light. Estas son mejores opciones que unas papas u otras golosinas. Otra cosa que puedes hacer es tener una mezcla de nueces o fruta.
  • Par el pan, cómelo integral o de grano entero. El blanco es el que más aporta a las llantitas y hoy muchas panaderías están sacando opciones alternativas al blanco.
  • Si se te antoja un chocolate, prueba con cacao con leche descremada o semidescremada. O prepara una mezcla de pasitas, frutas secas, nueces y poquitas chispas de chocolate.

 

Otros consejos que te ayudarán a prevenir esos ataques de hambre intensa:

 

  • Desayunar te ahorrará los ataques de hambre matutinos o de media mañana. Una buena opción es un huevo cocido, un pan tostado integral y un vaso de leche.
  • Aprende a frenarte. Puede que caigas en el antojo y sólo tú sabes que tan bien o mal esta eso. Nosotros ni nadie puede juzgarte. Pero te recomendamos que aprendas a medirte. Si ya estás comiendo algo del antojo, trata de que sea poco, no te acabes el bote de nieve entero.

Y al final, recuerda que tu determinación personal, tu fuerza de voluntad es lo que hará la diferencia 🙂

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!