Tips para no enojarse

Cómo controlar la ira

Todos tenemos nuestra forma de interpretar y vivir nuestros sentimientos y emociones, y a todos nos cuesta más aceptar y expresar unos sentimientos que otros. Te diremos en cómo controlar la ira en específico.

Algunas personas son muy sensibles emocionalmente y tienen una gran capacidad para manejar adecuadamente sus propios sentimientos y para entender y percibir los de los demás.

Sin embargo existe otro tipo de personas a quienes los sentimientos les desbordan y afectan de tal forma que les impiden reaccionar de manera racional.

Es importante por tanto, vivir las emociones con calma e intentar establecer una estrecha relación con ellas.

Las emociones negativas se presentan de varias formas. Pueden aparecer como enojo, celos, miedo, resentimiento o cualquier otra emoción causada por una mala experiencia que te deje con sentimientos negativos hacia algo o alguien. Estas emociones te pueden consumir e incapacitar para que te enfoques en otra cosa. Aquí tienes algunas formas de canalizarlas para que se vuelvan más positivas.

Tips

Aísla la causa

Cuando te pasa algo malo, es una reacción humana normal que las emociones negativas de ese evento las traslades a todo lo demás y te deje sintiéndote mal hacia la gente y las cosas que no tengan ninguna relación con él. Es muy importante que sepas exactamente qué es lo que te está causando esas emociones negativas para que comprendas de dónde vienen y para que puedas mantenerlas lejos de los que te rodean.

Sé honesto sobre cómo te sientes

Decirte a ti mismo cómo te sientes, cuáles son las emociones negativas que sientes y por qué te sientes de esa manera es el primer paso para superarlas. Si las niegas solo te infectarán y tendrán más intensidad. Dite a ti mismo por qué estás enojado, pretende que se lo estás diciendo a la persona que te ha hecho enojar o que ha herido tus sentimientos o haz una lista de las razones por las que te sientes así. Poner las cosas en palabras o por escrito hará que seas honesto y te ayudará a manejar tus emociones.

Aléjate de la situación

Una vez que hayas llegado a saber qué es lo que está causando tus emociones negativas, aléjate de esa persona, lugar o evento. Si alguien ha herido tus sentimientos, pon distancia hasta que te hayas calmado. Saca ventaja de la distancia para enfocarte en otra cosa y aclara tu mente.

Convierte la negatividad en energía

Las emociones negativas pueden ser usadas como motivación o energía para hacer cosas. Si estás enojada, y eso te hacer estar inquieto y agitado, ve a caminar, reúnete con amigos, o engánchate en alguna forma de actividad física para que te ayude a soltar la presión sin hacer a la gente que no se lo merece, depositaria de tu humor. Deja que tus sentimientos hacia otra gente que te ha lastimado te motive a brillar y mejorar.

Medita

Una vez que sepas lo que te molesta y cómo te sientes, puedes aclarar la negatividad de tu mente y sobreponerte a ella. Encuentra un lugar tranquilo en el que puedas estar solo y fuera de la fuente de las emociones negativas. Siéntate tranquilo, comienza a respirar profunda y uniformemente y cierra tus ojos. Vacía tu mente e imagina la energía negativa dejando a tu cuerpo, mientras que es reemplazada por una energía nueva y positiva.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

¡Suscríbete al blog!

Recetario de Cocina en Minutos Delicioso y Saludable

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!