Consecuencias del bullying

Bullying por obesidad infantil

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La obesidad no solo traerá problemas de salud a los menores, sino que puede generar problemas psicológicos, debido al acoso escolar o bullying.

¿Qué es el bullying?

Cuando hablamos de bullying nos referimos a  todo tipo de acciones negativas que pueden ser verbales, psicológicas e, incluso, físicas, que llevan a la víctima a situaciones de acoso e intimidación, infundiendo miedo o terror.

Las causas por las cuales una persona ejerce bullying sobre otra pueden ser diversas y los niños obesos no son la excepción. Diferentes estudios han mostrado la asociación entre la obesidad y el maltrato infantil, señalando que la obesidad en el niño puede ser la causa de diversos tipos de agresión, como el acoso u hostigamiento en la escuela (“bullying”), lo cual impacta de forma negativa, cualquiera que sea el motivo, en el desarrollo psicosocial del niño.

De acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el 40% de los alumnos en nuestro país sufren acoso escolar, de éstos, se cree que cerca del 60% de los niños que lo sufren son obesos.

Consecuencias

En cualquier niño acosado, es fundamental tratar el tema de la autoestima, pero en el caso de los que padecen obesidad es indispensable considerar que esta condición no solo está mermando su salud física, sino que también está teniendo consecuencias a nivel psicológico y social. Es importante que el niño con obesidad, independientemente de que sea acosado o que sea el que acosa, pueda cambiar sus hábitos, comience a realizar una actividad física y mejore su seguridad, ya sea para evitar ser abusado o para evitar el uso del acoso a otros compañeros como mecanismo de defensa.

¿Cómo evitarlo?

Para hacer frente a los actos de bullying, primeramente, es importante hablar con el bully y enseñarle a ser empático, a respetar y a tener compasión; dejarle claro cuáles son las expectativas que se tienen en cuanto a su comportamiento y hacerle saber, de una manera clara, que las consecuencias del bullying pueden ser fatales. Enseñar con el ejemplo es esencial.

Es muy importante lograr que la víctima no se sienta responsable por las agresiones que sufre e intentar que no caiga en el juego de los bullies. Es decir, que no se enoje o trate de defenderse, ya que esto provocará que el bully lo siga atacando. Debe permanecer tranquilo e, inclusive, no hacer nada e irse. Asimismo, es muy importante inculcar la confianza para buscar ayuda en su escuela o con cualquier adulto de confianza.

Si tu hijo padece de obesidad, es importante que por su salud física y psicológica, lo ayudes a ser saludable de nuevo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!