Investigadores revelan cómo se relacionan el ayuno y la pérdida de peso.

¿Cómo se relacionan el ayuno y la pérdida de peso?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Una nueva investigación publicada en Cell Research, investigó los efectos de incorporar el ayuno como un hábito alimenticio. Los resultados fueron mejor de lo que se esperaban.

El equipo de investigación liderado por Hoon-Ki Sung en este estudio, buscaban comprender mejor las reacciones que las intervenciones, como el ayuno, disparan a nivel molecular en el cuerpo.

El experimento

El experimento consistió en exponer grupos de ratones a dieciséis semanas de ayunos intermitentes. Se alimentaron durante dos días, seguidos de un día sin comida.
Cuatro meses después, los ratones del grupo que ayunaban pesaron menos que los del grupo de control que siguieron comiendo el mismo volumen de alimento. El menor peso corporal de los ratones en el grupo de ayuno no fue el único efecto.

El régimen de ayuno ayudó a reducir la acumulación de grasa mediante el aumento de la grasa marrón (que participan en la quema de energía y la producción de calor corporal) de los ratones en la dieta alta en grasas. Sus sistemas de glucosa e insulina también se mantuvieron más estables. En un experimento adicional, se observaron beneficios similares después de solo seis semanas de ayuno intermitente.

En un análisis de los procesos biológicos implicados, los investigadores descubrieron que el ayunar intermitentemente atenúa una reacción inmune en las células grasas. Genera cambios en ciertas vías genéticas implicadas en el sistema inmunológico. También en la reacción del cuerpo a la inflamación.

También se desencadena un tipo de glóbulo blanco que se sabe juega un papel en la lucha contra la inflamación. Conocidos como macrófagos antiinflamatorios, estas células estimulan las células grasas para quemar las grasas almacenadas. O los lípidos al generar calor.

Esto ocurre debido a que durante los períodos de ayuno intermitente hay un aumento en el factor de crecimiento vascular (VEGF) que ayuda a formar vasos sanguíneos. También activa el macrófago antiinflamatorio.

Un ayuno intermitente sin una reducción en la ingesta de calorías puede ser un enfoque preventivo y terapéutico contra la obesidad y los trastornos metabólicos. 

Un dato interesantísimo para nuestros pacientes que buscan controlar su peso de forma más efectiva.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!