La verdad sobre el azafrán

¿Ayuda el azafrán a luchar contra el cáncer?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La reciente locura de las “supercomidas” se basa en la (muy sospechosa) idea de que comer ciertas comidas es tan bueno que traerán efectos casi mágicos a tu vida.

El problema con las supercomidas es que no es cierto. Al menos no de la forma en la que aveces se piensa. Por supuesto que algunas comidas son mejores que otras, comer frutas y verduras siempre será mejor que comer patitas y refrescos. Pero pensar que algunas comidas son el elixir secreto para la juventud o la cura milagrosa a cierta enfermedad, es un poco exagerado.

Teniendo esto mente, como quiera vale la pena investigar cómo los distintos tipos de comida afectan nuestros cuerpos. Esto nos da una mejor idea de como funciona nuestro metabolismo y nuestro cuerpo. Lo que nos ayuda a saber más sobre alguna enfermedad y como prevenirla.

Investigaciones recientes sugieren que el azafrán (una especie usada en algunos platillos asiáticos, indios y mediterráneos) puede ayudar de forma natural a combatir el cáncer.
Específicamente por que tiene un componente llamado Crocetina.

Los investigadores encontraron que la crocetina ayuda a bloquear 2 tipos de cáncer: El cáncer cervical y de pulmón.

Parece que esto se da ya que la corcetina inhibe corta enzima que es particularmente activa en estos tipos de cáncer.
El cuerpo humano generalmente produce ácido láctico durante ciertos procesos. El cáncer lo hace a pesar de que estos procesos no estén en marcha. Y lo usa para poder proliferar y crear más células cancerígenas.

La corcetina puede inhibir una enzima necesaria para la producción de ácido láctico. Y este es el factor principal para prevenir que las células cancerígenas se expandan.

Recuerda, el azafrán NO es una supercomida.
De hecho muchas moléculas matan el cáncer en el laboratorio. Pero eso no significa que tengan el mismo impacto en las personas. Por ejemplo, hay mucha evidencia que los antioxidantes deberían de destruir el cáncer. Aún así, no han tenido el mismo efecto en personas.

Mucha investigación aún es necesaria. Y bueno, si bien no es una cura contra el cáncer, tal vez valdría la pena incorporarlo a nuestras comidas por si acaso.

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!