Blog Cambridge Weight Plan Mexico

¡Agua sostenible!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Agua sostenible? Parece que estamos en la edad de oro del bienestar en líquido. Hemos visto de todo, desde caldos de huesos, leches sin lácteos, vinagres, kombuchas artesanales, aguas mejoradas y otras tendencias liquidas. Lo que bebemos se está transformando rápidamente, haciéndonos más saludables en el proceso.

Entonces ¿cómo podemos equilibrar todas esas buenas intenciones con opciones ecológicas? Más allá de leer las etiquetas de ingredientes, aquí hay cinco maneras sencillas de hacer que lo que sea que tomes sea igual de bueno para el planeta.

  1. Escoge agua purificada del grifo en vez de agua embotellada. Tomar agua filtrada es una parte clave de un estilo de vida limpio. El agua del grifo filtrada es una opción menos desperdiciada y más económica que la embotellada. Puedes agregar un chorrito de vinagre de sidra de manzana, un chorrito de naranja o unas ramitas de menta para darle sabor.
  1. ¿De dónde viene? Según la Organización de Alimentos y Agricultura (FAO), el ganado destinado a la industria de la carne, leche y productos no comestibles (como las granjas que usan animales para obtener energía) son la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero hechas por el hombre. Puedes ayudar a reducir su huella de carbono y hacer un cambio, nada más en el pasillo de la leche. Cambia de leche de vaca por leche no láctea más a menudo. Un estudio publicado en JAMA encontró que cambiar solo el 3% de las calorías diarias de la proteína animal por proteína vegetal es mucho más saludable para cualquier persona.
  1. Usar, rellenar, repetir. Llevar botellas reutilizables a la tienda, podría volverse tan rutinario como traer tus propias bolsas reusables. Esto es algo bueno, teniendo en cuenta que a más de 40 años después del lanzamiento del primer símbolo de reciclaje universal, sólo el 14% de los envases de plástico se recoge para su reciclaje, según un informe del Foro Económico Mundial. No solo ayudaras a reducir el impacto medioambiental, sino que también tendrás repuestos a un precio inferior.
  1. Prueba el polvo de agua de coco. El agua de coco es uno de los mejores inhibidores de la sed en la naturaleza. Rico en potasio y otros electrolitos que ayudan a reponer su cuerpo durante o después de hacer ejercicio.
  1. Descorcha los vinos con certificación SIP. Las certificaciones de terceros como Fair Trade Certified y Rainforest Alliance Certified significan una mayor transparencia en su producción. Los productores suelen seguir un riguroso conjunto de prácticas agrícolas para ayudar a reducir el uso de pesticidas y fertilizantes, proteger la biodiversidad e incluso optimizar el agua y la energía utilizar.

 

Así como nos cuidamos nosotros, hay que cuidar nuestro entorno.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!