La risa ayuda a que te sientas increíble y veas todo mejor que antes.

Adultos de hoy son menos saludables

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

A pesar de su mayor esperanza de vida, los adultos de hoy en día son menos “metabólicamente” saludables que sus contrapartes de las generaciones anteriores. Esa es la conclusión de un gran estudio de cohortes de los Países Bajos que comparó los cambios generacionales en una serie de factores metabólicos de riesgo bien establecidos para la enfermedad cardiovascular. Los investigadores concluyeron que “las generaciones más recientemente nacidos están haciendo mal”. Y advierten que “la prevalencia de factores de riesgo metabólico y la exposición durante toda la vida han aumentado y probablemente seguirá aumentando”.

El estudio

El estudio, publicado en una revista europea de cardiología preventiva, analizó datos de más de 6.000 personas en el Estudio de Cohorte de Doetinchem. Comenzó en 1987 con exámenes de seguimiento después de las seis, 11 y 16 años. Los factores de riesgo medidos fueron el peso corporal, la presión arterial, los niveles de colesterol total (para la hipercolesterolemia) y los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL), que se considera “protectora”.

Los sujetos fueron estratificados por sexo y generación en la línea base en grupos de edad de diez años (20, 30, 40 y 50 años). Los análisis de seguimiento fueron dirigidos a determinar si una generación tenía un perfil de riesgo diferente de una generación que nació diez años antes. Estos es lo que los investigadores llaman un “cambio generacional”.

Los resultados mostraron que la prevalencia de sobrepeso, la obesidad y la hipertensión aumenta con la edad en todas las generaciones. Pero en general las generaciones recientes tenían una mayor prevalencia de estos factores de riesgo que las generaciones nacidas diez años antes.

Por ejemplo, el 40% de los hombres que estaban en sus 30 años al inicio del estudio fueron clasificados como con sobrepeso. 11 años después, la prevalencia de sobrepeso entre la segunda generación de los hombres en sus 30 años había aumentado al 52%. Un cambio generacional estadísticamente significativo. En las mujeres estos cambios desfavorables en el peso solamente fueron evidentes entre las generaciones nacidas más recientemente. La prevalencia de obesidad se duplicó en sólo 10 años.

Otros hallazgos del estudio incluyen:

Cambios desfavorables (y estadísticamente significativo) de generación de la hipertensión en ambos sexos entre cada generación consecutiva. Excepto para las dos generaciones más recientes que nacen de los hombres.

Generación Desfavorable se desplaza en la diabetes entre tres de las cuatro generaciones de los hombres. Pero no de las mujeres.

Ninguna generación cambia para la hipercolesterolemia. Los cambios favorables en el colesterol HDL sólo se observaron entre las dos generaciones más antiguas.

Los investigadores hacen hincapié en que “las generaciones adultas más recientemente nacidos están haciendo peor que sus predecesores”. La evidencia para explicar los cambios no es clara, agregan. Pero los estudios reportan un aumento de la inactividad física.

¿Qué significan los resultados para la salud pública?

Se destaca el impacto de la obesidad a una edad más joven. Por ejemplo, la prevalencia de la obesidad en nuestra joven generación de hombres y mujeres en la edad media de 40 es similar a la de nuestra generación más antigua a la edad media de 55 años.

Esto significa que esta generación más joven es 15 años por delante de la generación anterior y estarán expuestos a la obesidad por más tiempo. Así que en primer lugar, se pone de relieve la necesidad de un peso corporal saludable. Mediante el fomento de una mayor actividad física y la dieta equilibrada, sobre todo entre las generaciones más jóvenes.

“Los resultados también indican que es muy probable que veamos un cambio en las enfermedades no transmisibles. Esto debido a que la prevalencia del consumo de tabaco en los países de altos ingresos está disminuyendo. Esta disminución en la prevalencia del tabaquismo y la mejora de la calidad de la atención de la salud son ahora importantes impulsores de la mayor esperanza de vida de las generaciones más jóvenes. Y es probable que en el futuro la esperanza de vida seguirá aumentando. Pero también es posible que en un futuro más lejano la tasa de aumento de la esperanza de vida reduzca su velocidad. Como resultado de nuestras tendencias actuales de la obesidad. Aunque es difícil especular sobre eso”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!