Blog Cambridge Weight Plan Mexico

7 consejos para vivir sin desechos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

¿Sabes lo que es la vida sin desechos? Muchas de las preocupaciones ambientales de hoy en día, nos dicen que es para cuidar al planeta.

La verdad, el planeta no necesita que lo cuidemos y no me malinterpretes, pero es un poco arrogante pensar en que podemos hacerle daño al planeta.

Enterarte de que hay hasta ecosistemas funcionado en Chernóbil ayuda a poner las cosas en perspectiva. El problema es que ese ecosistema no incluye, entre muchas cosas, al ser humano.

La contaminación masiva y todo lo demás que estamos haciendo, le hace muchísimo daño, principalmente al ser humano. Nosotros somos los que más podemos desaparecer si seguimos haciendo nuestra vida insostenible.
Aquí si es buen momento para preguntarse ¿Qué mundo le quieres dejar a tus hijos, nietos, etc.? Porque esto si es algo que ellos (y tú) van a sufrir si no hacemos algo.

Pero no te preocupes, estas son las mejores recomendaciones para vivir reduciendo casi al máximo los desechos que generamos en nuestra vida o como se le conoce en inglés, Zero Waste:

 

  1. Bolsas reutilizables, frascos y botellas de agua rellenables

Las bolsas y botellas de plástico son lo que causan el mayor impacto a nuestro medio ambiente y, sin embargo, reemplazarlas en nuestro día a día es el cambio más rápido y fácil de hacer.

Cada año, se calcula que se consumen entre 500 y 1 billón de bolsas de plástico en todo el mundo (es decir, más de un millón de bolsas de plástico por minuto). La cantidad de petróleo que se utiliza para fabricar los 29 mil millones de botellas de agua al año es suficiente para mantener un millón de autos funcionando durante 1 año.

Que simplemente sea conveniente, no quiere decir que es lo mejor. Más bien invierte en unas bolsas reutilizables o haz las tuya.

Los frascos de vidrio también son muy útiles para comprar especias, granos, aceite, etc. También invierte en una botella de agua rellenable en lugar de comprar una botella de plástico una y otra vez.

 

  1. No a los desechables

Ya sean bolsas, popotes, toallas de papel, servilletas, botellas y etc. La cocina está llena de cosas desechables que se convierten en una gran cantidad de residuos. Siempre puedes usar alternativas cuando sea posible:

Reemplaza las toallas de papel con trapos reutilizables.

Empaca las comidas en un recipiente o una bolsa reutilizable en lugar de ziplocs.

Invierte en popotes de bambú o acero inoxidable.

Usa servilletas de tela.

 

  1. Reciclar

No, no compres esa botella de plástico solo para reciclarla. Eso realmente no ayuda a nadie. En este contexto, nos referimos a reciclar focos, cartuchos, piezas electrónicas, etc.

Cuelga una bolsa, quizás detrás de la puerta, pero has un espacio para esas cosas que deben llevarse a un lugar para su eliminación segura. Limpia la bolsa una vez cada 6 meses y lleva todo a donde necesita.

 

  1. Composta

Usa lo que puedas, como restos de comida y papel e intenta cambiar las cosas no compostables por las que sí puedan ser compostados. Pregunta e infórmate, muchas más cosas de las que crees pueden convertirse en composta.

Hay muchos sistemas de compostaje para interiores (yo hice los míos).
En lugar de tirar comida, esta se puede convertir en un ingrediente para tu composta y todo esto ayuda a la salud de tu jardín, huerto o plantas en general 🙂

 

 

  1. Compra a granel, orgánico y local

En estos días, se habla mucho de comprar productos orgánicos. En su mayoría, se percibe como una moda y una cara. Para mí, comprar productos orgánicos significa comprar en el mercado o en los puestos de granjas, no en Wal-Mart u otros supermercados. Comprar local también significa apoyar a personas o empresas de tu comunidad, y ayudas, de cierta manera a reducir la contaminación por transporte.

Comprar en grandes cantidades también te ahorrará mucho en gastos, y a la mayoría de las tiendas a granel no les importa si lleva tus propios contenedores / tarros / cajas.

 

  1. Trata de hacer tus propios productos.

Esto incluye, pero no se limita a, pasta de dientes, champú, maquillaje, artículos de limpieza y exfoliante corporal. Ye ahorraras dinero y sabrás exactamente todo lo que contiene.

 

  1. Minimiza, reduce y di no a cosas que no te sirven

Minimizar, recortar y deshacerte de lo que ya no necesitas, tiene diferentes etapas de dificultad. Tal vez empiezas con la ropa que ya no usas. O los libros de la escuela que todavía acarreas, aunque te hayas graduado hace más de una década. Dona cosas a alguna tienda de segunda mano o mete todo en la cajuela, estaciona el carro en el mercadito local y deje que todo se vaya por $10 o $50.

Si quieres cosas nuevas, compra en tiendas de segunda mano. Las emisiones de CO2 de la producción de ropa representan el 3% de todas las emisiones. Esto incluye la producción, el lavado, la limpieza y el envío. Ayudas poco, pero ayudas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!