Comer saludable en restaurantes

5 colores que siempre deben estar presentes en tu plato

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Muchas personas saben lo importante que es incluir en cada uno de sus refrigerios frutas y verduras.

Los vegetales. Este grupo alimenticio es la fuente más importante de aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra además de un aporte significativo de contenido proteico. La clave para sacar el máximo provecho a estos seres verdes es combinarlos entre si.

Colores

La gama de colores de los alimentos en los que se presentan naturalmente nos proporcionan el perfil nutrimental de ellos.

Por ejemplo los colores vibrantes en la zanahoria determinan la concentración de beta carotenos en su estructura.

Rojo

Las frutas y vegetales color rojo contienen antocianinas y licopeno, que son muy eficaces contra el cáncer además de ser escudos contra las enfermedades coronarias. El color rojo vibrante indica el contenido de vitaminas A, B9, C y potasio. Recomendados para blindar el tracto urinario contra infecciones.

Entre ellos encontramos al tomate, manzanas, betabel, rábanos, pimientos, col roja, además de fresas frambuesas y rábanos.

Violeta

Las frutas y verduras color violeta, azul, o morado indican la presencia de poli fenoles y antocianinas, estos pigmentos azulados se clasifican como flavonoides antioxidantes, que ayudan a combatir los radicales libres.

Entre ellos podemos encontrar: Açai, grosellas, arándanos, uvas, moras y berenjenas.

Naranja

Los pigmentos que dotan de color anaranjado a frutas y vegetales son carotenoides que ayudan al equilibrio del sistema inmunológico, además del contenido de Vitamina A eficaz en el fortalecimiento de la visión.

Entre ellos encontramos a las naranjas, mandarinas, pimiento naranja, calabaza, camote, cúrcuma, zanahoria, mangos, duraznos y batata.

Blanco

Los vegetales de color blanco son importantes fuentes de antioxidantes llamados antoxantinas, que pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades como hipertensión, y coronarias. Entre ellas encontramos a las cebollas, coliflor, plátanos, ajos, guanábana etc. Incluye este arcoíris de colores en tu dieta diaria y verás los resultados en poco tiempo. Intenta comerlas crudas, así absorberás todo su poder nutritivo.

Verde

La clorofila es la sustancia que aporta color y alimento a las plantas por su sensibilidad lumínica. Las verduras de color verde intenso son fuentes ricas en hierro, calcio, vitamina C, luteína, vitamina A, B9 y K.

Entre ellas pon en tu plato: acelgas, kale, berro, espinaca, bimi, brócoli, lima, aguacates, berza, repollos, coles, etc.

Si incluyes estos colores en tu alimentación, tendrás una vida saludable

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!