Tips para la sonrisa perfecta

10 tips para mantener dientes y encías sanas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Hoy en día, realmente no es tan común ver a alguien con la sonrisa perfecta: dientes y encías sanas.

¿Y a quién no le gustaría mostrar una sonrisa espectacular?

Pues la mejor forma de lograrlo es a través de un buen cuidado y una alimentación adecuada.

Por supuesto que es necesario ir a tus citas con el dentista y cepillar tus dientes después de cada comida. Sin embargo, existen nutrientes que le podemos dar a nuestro cuerpo si queremos cuidar y mejorar nuestra salud bucal.

Es por eso que hoy te traigo 10 Tips para tener la sonrisa más bella y saludable.

Tips

  1. Aumenta tu consumo de frutas y vegetales:

Primero que nada, es importante saber que los vegetales y las frutas contienen muchos nutrientes, vitaminas y minerales esenciales para que podamos mantener un cuerpo en equilibrio y optimas condiciones.

El beneficio especifico que le dan a tus dientes estos alimentos, son un gran contenido de agua y fibra, los cuales ayudan a mantener una sonrisa sana, gracias a que son estimulantes naturales de saliva, la cual ayuda a tu boca a mantenerse naturalmente limpia.

También tienen un alto contenido de Vitaminas A y C, las cuales con muy importantes para mantener encías saludables y promover la producción de esmalte.

Aquí está la lista de frutas y vegetales que más pueden ayudarte a cuidar de tu sonrisa:

  • Piña
  • Plátano.
  • Sandía.

Estos alimentos no solo contienen vitaminas, sino también una buena cantidad de enzimas que a combatir la placa y a mantener más limpios tus dientes de manera natural. También pueden ayudar a combatir la sensibilidad y el dolor.

  1. Reflexiona y reduce la ingesta de bebidas y alimentos dulces:

Durante toda nuestra vida se nos ha dicho que si comemos dulces o cualquier cosa azucarada nuestros dientes se iban a picar, sin embargo, realmente el azúcar no es el que causa daño a los dientes, al menos no de manera directa.

Alas bacterias que se encuentran en nuestra boca les gusta alimentarse con carbohidratos encontrados en el azúcar, lo cual hace que produzcan un ácido que, si no hay una buena higiene, se queda almacenado en tus dientes y va desgastando el esmalte de tus dientes, haciéndolos más débiles y propensos a crear problemas más grandes como lo son la caries, la placa y dientes manchados.

Al controlar tu ingesta de azúcar, no solo estarás previniendo varios problemas bucales, sino que también estarás cuidando tu figura y previniendo el aumentar de talla.

  1. Incluye los alimentos ácidos en tu alimentación, solo si son naturales:

Existen algunos ácidos que se encuentran en las comidas que ingerimos que llegan a dañar también nuestros dientes, además de las bacterias bucales.

Existen ciertos alimentos que debes de ingerir cuanto tienes una alimentación balanceada, sin embargo el abuso de estos, pueden desgastar el esmalte de tus dientes y causarte sensibilidad y dolor al consumir cosas frías.

Aquí está la lista de los alimentos con altos niveles de ácidos, los cuales simplemente debes cuidar el no abusar de ellos, ya que algunos son benéficos y necesarios para el cuerpo:

  • Café.
  • Productos en vinagre.
  • Jugo de naranja y cítricos.
  • Comidas fermentadas.
  • Ciertos granos.

Algunos otros solo son alimentos que puedes evitar como lo es el refresco y las carnes rojas:

  1. Toma calcio:

El calcio es un elemento necesario para el cuerpo ya que es justamente lo que nos ayuda a mantener huesos sanos, lo cual significa que es muy bueno para los dientes.

Por muchos años, se ha demostrado en diversos estudios, que el consumo de calcio es bueno para el esqueleto, sin embargo, poco se había dicho de los dientes.

En 2001, se realizó un estudio en el que se encontró que a los adultos mayores a los que se les daba calcio y vitamina D, en suplemento, redujeron un 40% su riesgo de perder piezas, mientras que los pacientes que no lo tomaron, no presentaron dicha mejora.

Una buena higiene y el mantener una dieta balanceada o tomar de vez en cuando periodos vitamínicos no es malo y menos si ya pasas de los 30.

  1. Prueba la goma de mascar con Xilitol:

Seguramente alguna vez has estado en la calle comiendo y después has tenido una cita muy importante y no traes tu cepillo de dientes, entonces para no llegar oliendo a comida, lo que todos hemos hecho alguna vez, es comprar mentas o chicles con menta o algún sabor frutal intenso que apague el aroma a cebolla y otros condimentos. Sin embargo, la goma de mascar o los dulces de menta, muchas veces no suelen ser la mejor opción, justamente debido a su alto contenido de azúcar, el cual no hará más que llenarte los dientes de ese alimento que necesitan las bacterias bucales para proliferarse y causar consecuencias tales como la caries.

Sin embargo, el Xilitol, es un endulzante natural que está hecho con la parte fibrosa de ciertas plantas, cuyos componentes no se descomponen en la boca, como el azúcar. Además ayuda a mantener neutrales los niveles de pH en tu boca y evita que se adhieran ciertas bacterias orales a tus dientes.

Esta goma de mascar también puede estimular la producción de más saliva alcalina, la cual evitará que sientas la boca deshidratada o seca. A su vez, el calcio y el fosfato encontrados en la saliva, ayudarán a proteger tu esmalte y a solidificar y formar más en las partes que más lo necesitan tus dientes.

  1. Ten cuidado con tu Café:

Realmente la mayoría de nosotros tomamos unas 2 o 3 tazas de café al día y si llevas una alimentación balanceada y lo tomas correctamente, puede ayudarte en algunos aspectos energizantes.

Lo malo es que la mayoría endulza sus tazas de café demasiado y si no tienes el cuidado suficiente como para cepillar tus dientes después de cada bebida o ingesta de alimentos (azucarados sobre todo), lo más probable es que le estés haciendo un daño terrible a tu boca, además de que todo lo que no es agua natural, naturalmente tiene ciertos componentes que eventualmente, se descomponen y causan daños a los dientes y encías.

Algo que pasa con el café es que se va pegando a tus dientes y a tu lengua, manchándolos y creando una apariencia amarillezca.

Lo mejor que puedes hacer si vas a seguir con tus habituales tazas de café, es alejar todos los endulzantes y las cremas o saborizantes de café, tómalo negro y podrás reducir notablemente el riesgo.

  1. Come snacks más saludables:

De hecho es muy sano comer snacks, ya que a veces durante el día nuestro cuerpo necesita una recarga de energía y otros nutrientes, sin embargo, la gente toma como snack, los alimentos más dañinos, los cuales suelen estar llenos de azúcar y casi nada de nutrientes, así que a la larga, solo te llenarán de caries y te harán ganar peso.

Intenta con alimentos más naturales y más saludables como:

  • Almendras crudas.
  • Arándanos.
  • Goma de mascar sin azúcar ni endulzantes.

A pesar de que sean alimentos sanos, no olvides lavar tu boca después de cada comida realizada.

  1. Aléjate de los caramelos o chiclosos:

Sobre todo si eres una persona a la cual ya le han arreglado los dientes. Es decir, si ya pasaste por la silla del dentista y te colocó amalgama, incrustación, porcelana, resina o cualquier otro tipo de material para tapar alguna muela picada o con caries.

La ingesta d caramelos o chiclosos puede ser muy perjudicial ya que arranca las curaciones de los dientes, además de contener azúcar que se pega a los dientes y se elimina de forma más difícil que otros endulzantes.

Recuerda que las bacterias que viven en la boca se alimentan de azúcar, así que mientras más alimento les des, más se reproducirán y más daño causarán.

  1. No más tabaco:

Existen miles de razones por las que deberías dejar de fumar (si es que lo haces), sin embargo, el daño directo que causa el tabaco a tu boca es a través de un rendimiento bajo o irregular del sistema inmune, ya que el tabaco lo debilita, impidiendo que tus encías sanen a la velocidad que deberían.

El uso de tabaco a largo plazo puede causar severos daños a las encías, pudiendo provocar la pérdida de una o más piezas.

  1. Bebe té verde y más agua:

Beber agua siempre será la mejor opción, dado que no contiene ningún componente que se descomponga o que sea dañino para tu boca además de que te mantendrá hidratado.

Sin embargo, si quieres añadir algo de sabor y buenas propiedades a tu ingesta de bebidas el té verde es una buena opción para cuidar tus dientes y encías ya que cuenta con los siguientes beneficios:

  • El Té Verde ayuda a controlar las bacterias y disminuye la acidez de la saliva, lo cual ayuda aprevenir la caries.
  • El Té actúa como agente anti-inflamatorio, lo cual ayuda a prevenir infecciones en las encías o hinchazón. Además diversos estudios han demostrado que las personas que beben te regularmente, son personas con encías más sanas que las que no lo hacen.
  • También se ha asociado la ingesta de té Verde para combatir el mal aliento, ya que mata a los microbios causantes de esta mal olor.
  • Las personas que beben té verde, son menos propensas a la perdida de piezas.
  • Los antioxidantes que se encuentran en el té, ayudan a protegerte de daño celular y desarrollo de tumores. Lo cual puede ser una herramienta auxiliar para los pacientes que están luchando contra el cáncer de boca.

Recuerda que la ingesta del té, tal como lo mencione previamente, es mucho mejor cuando no le pones ningún endulzante, ya que permites que sus propiedades actúen sin necesidad de dañarte la boca.

Otra recomendación que debo hacer, es que cargues por lo menos con hilo dental. La cultura del cuidado de la salud del cuerpo, debe abarcar hasta el último rincón de este. Así que no olvides que tu boca también necesita cuidados constantes y que hoy en día venden cepillos dentales apropiados para cargar en una

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Suscríbete y recibe el mejor contenido semanalmente!

Obtén tu Recetario completemente ¡GRATIS!

¡Conoce a los ganadores del concurso Slimmer 2018!